25 personas, entre ellas 12 guardias revolucionarios, mueren en ataque a desfile militar en Irán

Vista general del ataque perpetrado durante un desfile militar en Ahvaz, Irán, el 22 de septiembre de 2018. Tasnim News Agency/via REUTERS

Por Michael Georgy

DUBAI (Reuters) - El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, acusó a los estados del golfo Pérsico respaldados por Estados Unidos de llevar a cabo un ataque durante un desfile militar que mató a 25 personas, casi la mitad de ellas miembros de la Guardia Revolucionaria.

Jamenei ordenó a las fuerzas de seguridad llevar ante la justicia a los "criminales" detrás de uno de los peores atentados con la poderosa fuerza de élite de la república islámica, que está bajo su mando.

La acusación seguramente incrementará las tensiones con Arabia Saudí, el rival regional de Irán y sus aliados del Golfo, que junto con Estados Unidos han estado trabajando para aislar a la república islámica.

"Este crimen es una continuación de las conspiraciones de los estados regionales que son títeres de Estados Unidos y su objetivo es crear inseguridad en nuestro querido país", dijo Jamenei en un comunicado publicado en su página web.

No nombró a los estados regionales que creía culpables. Israel es también un aliado clave de Estados Unidos que se opone a Teherán.

La televisión estatal dijo que el ataque, que causó más de 60 heridos, tenía como objetivo una grada donde los funcionarios iraníes se habían reunido en Ahvaz para presenciar el evento anual que conmemora el comienzo de la guerra de contra Irak de 1980-1988.

Un movimiento de oposición árabe de etnia iraní llamado Resistencia Nacional de Ahvaz y que quiere la independencia de la provincia petrolera de Juzestán, reclamó la autoría del atentado.

La responsabilidad del ataque también fue reivindicada por los extremistas de Estado Islámico aunque ninguno de los grupos pudo aportar pruebas. Los cuatro atacantes que portaban armas de fuego fueron abatidos.

Varias mujeres y niños que asistían al desfile también murieron en el asalto, dijo la agencia estatal IRNA.

El general de brigada, Abolfazl Shekarchi, portavoz senior de las fuerzas armadas de Irán, dijo que los atacantes habían ocultado sus armas en una zona próxima al itinerario del desfile unos días antes.

"Los cuatro terroristas fueron rápidamente neutralizados por las fuerzas de seguridad", dijo Shekarchi a la televisión pública. "Una niña de cuatro años y un veterano de guerra en silla de ruedas se encuentran entre los fallecidos".

Los ataques contra militares son muy poco frecuentes en Irán.

FUERZA PODEROSA

Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica son la espada y escudo de la teocracia chií iraní desde la Revolución Islámica de 1979. Juegan un papel importante en los intereses regionales de Irán en países como Irak, Siria y Yemen, y tienen una gran participación valorada en miles de millones de dólares en la economía iraní.

Un video distribuido a los medios de comunicación iraníes el sábado mostraba a soldados arrastrándose por el suelo mientras los disparos volaban en su dirección. Un soldado recogió un arma y se puso de pie mientras mujeres y niños huían para salvar sus vidas.

La matanza es un duro golpe para la seguridad del país petrolero miembro de la OPEP, que había disfrutado de una situación relativamente estable en comparación con otros vecinos árabes que han sufrido agitación desde los levantamientos de 2011 en todo Oriente Próximo.

La televisión estatal culpó del mismo a "elementos takfiri", en referencia a los extremistas musulmanes suníes. Ahvaz está en el centro de la provincia de Juzestán, donde ha habido protestas esporádicas de la minoría árabe en Irán, un país predominantemente chií.

Los hombres armados fueron entrenados por dos estados del golfo Pérsico y tenían vínculos con Estados Unidos e Israel, según Shekarchi.

"No son de Daesh (Estado Islámico) ni de otros grupos contra el sistema islámico (de Irán) ... sino que están relacionados con Estados Unidos y con el Mossad (la agencia de inteligencia de Israel)", dijo a la agencia estatal IRNA.

No hubo una respuesta inmediata desde el Golfo a estas declaraciones.

El ataque tiene lugar un día antes de que el presidente iraní Hassan Rouhani viaje a Nueva York para la asamblea anual de Naciones Unidas la semana que viene.

"Rouhani usará el ataque terrorista para justificar la presencia de Irán en Oriente Próximo .... el atentado reforzará la posición de la Guardia Revolucionaria dentro de Irán y en la región", dijo Hamid Farahvashian, un analista político afincado en Teherán.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente