¿Y si con el revuelo le están haciendo un favor a Irene Montero tras meter la pata?

Podemos organizó el sábado un cato de apoyo a Irene Montero en el que participaron diversas personalidades de la izquierda. (Photo by Aldara Zarraoa/Getty Images)
Podemos organizó el sábado un cato de apoyo a Irene Montero en el que participaron diversas personalidades de la izquierda. (Photo by Aldara Zarraoa/Getty Images)

Vox va mal en los sondeos. Hace meses que pierde fuerza en todo el territorio nacional. La recuperación del PP ha significado un retroceso de la extrema derecha que, sin argumentos, ha cogido el manual político de Donald Trump para llevarlo a cabo de principio a fin. Un compendio que incluye el insulto, la provocación y la zafiedad a partes iguales y que ya han aplicado en los últimos días contra Irene Montero.

Jamás se había escuchado tanto exabrupto en el Congreso. Nunca una intervención había sido tan zafia como la de la diputada Carla Toscano el pasado jueves. Pero Vox necesitaba encontrar una solución urgente que frene la sangría de votos. Y lo ha logrado. Las formas, para ellos, son lo de menos. El caso es que Santiago Abascal vuelve a estar en la pomada y ayer se ofreció para capitanear un "resurgir patriótico" de la sociedad contra la acción del Gobierno de coalición de PSOE y Podemos. No tardaremos en ver cómo las encuestas de esta semana reflejan una leve mejora de su proyección de voto.

Lo paradójico es que, con esta artimaña bochornosa, no solo Vox va a salir bien parado. Sino que, indirectamente, Irene Montero también ha dejado atrás las horas bajas en las que se encontraba. Sin olvidar la durísima campaña de acoso y derribo de la que está siendo víctima, la misma semana en la que el PP pretendía acorralar a la ministra de Igualdad y forzar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a una rectificación pública tras la aprobación de la polémica ley del 'solo sí es sí' ha terminado con varios actos de apoyo a la líder morada. Hasta el PP ha tenido que condenar los ataques de la extrema derecha.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

¿Quién podía pronosticar hace apenas 15 días que Montero tendría a estas alturas ciertas aspiraciones reales después de que Yolanda Díaz hubiera capitalizado buena parte del movimiento a la izquierda del PSOE?

Lo recogen Ana Belén Ramos y Alejandro López de Miguel en 'El Confidencial': Existe "malestar en el PP por la torpeza de Vox con Montero: La han convertido en Juana de Arco". Atrás quedan ya los análisis que tildaban a Montero de una dirigente debilitada y en horas bajas. "Toda crítica a la ley del sí es sí ha quedado ya deslegitimada", resumen en Génova.

A Vox le vale, pero a Unidas Podemos también. Aunque hubieran preferido que todo hubiera sucedido de otra manera, no van a dejar pasar al oportunidad y hoy mismo han vuelto pedir una negociación de igual a igual con la ministra de Trabajo toda vez que Montero ve todavía posible un acuerdo de coalición con Sumar.

En vídeo | PP condena el ataque de Vox a Montero pero pide "no rasgarse las vestiduras"

Más historias que te pueden interesar: