Un nuevo ataque ruso deja a Kiev parcialmente sin agua potable y electricidad

Una imagen de archivo de un edificio residencial atacado con drones kamikaze en Kiev. (Photo: Roman Petushkov via REUTERS)
Una imagen de archivo de un edificio residencial atacado con drones kamikaze en Kiev. (Photo: Roman Petushkov via REUTERS)

Una imagen de archivo de un edificio residencial atacado con drones kamikaze en Kiev. (Photo: Roman Petushkov via REUTERS)

Las autoridades ucranianas han alertado este lunes a primera hora de que Kiev, la capital del país, se ha quedado parcialmente sin suministro de electricidad y agua potable ante una serie de bombardeos llevados a cabo por las fuerzas rusas contra instalaciones e infraestructuras de “vital” importancia. Según informa el diario Kiyv Independent, que cita a la empresa pública Kyivvodokanal, el 80% de la población de la urbe está sin suministro de agua.

Los bombardeos se han registrado un día después de que Moscú culpara a Kiev de un ataque a su flota del Mar Negro y se retirara del acuerdo para permitir los envíos de cereales ucranianos.

“Otro lote de misiles rusos golpea la infraestructura crítica de Ucrania. En lugar de luchar en el campo de batalla, Rusia lucha contra los civiles”, ha asegurado el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba. “No justifique estos ataques llamándolos una ‘respuesta’. Rusia hace esto porque todavía tiene los misiles y la voluntad de matar ucranianos”, ha añadido el jefe de la diplomacia ucraniana.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Oleg Nikolenko, ha detallado que los misiles habían golpeado la infraestructura energética en Kiev y otras ciudades, causando cortes de electricidad y agua. “Rusia no está interesada en las conversaciones de paz, ni en la seguridad alimentaria mundial. El único objetivo de Putin es la muerte y la destrucción”, ha lamentado Nikolenko.

Ataques simultáneos en varios puntos del país

La presidencia de Ucrania ha denunciado estos “ataques masivos” y de forma simultánea en varias regiones contra infraestructuras energéticas, que han derivado en cortes de electricidad en distintos puntos del país.

“Los terroristas rusos han lanzado nuevos ataques masivos contra el sistema energético de Ucrania”, afirmó el jefe de la oficina de la Presidencia, Kyrilo Tymoshenko, a través de su cuenta en Telegram, que reproduce el portal Ukrinform.

Se han registrado ataques contra instalaciones críticas para el suministro eléctrico en la región de Kirovohrad, así como en Vinnytsia, mientras que en la de Leópolis las defensas antiaéreas neutralizaron varios misiles rusos, de acuerdo con ese medio.

El alcalde de Kiev pide a la población que se refugie

El alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, ha confirmado las informaciones y ha señalado que “no hay agua en algunas zonas de la capital” como resultado de los ataques del Ejército ruso, tal y como ha informado a través de su canal de Telegram.

Así, ha explicado que los sistemas de defensa antiaérea de Kiev ya han sido activados y ha instado a la población a “no entrar en pánico” y protegerse en refugios y lugares seguros. “Estad atentos a las informaciones de las autoridades”, ha dicho.

Las autoridades han alertado de que se han registrado explosiones en varios puntos de la región, así como en la zona de Cherkasi y Zaporiyia, donde también han resultado dañadas infraestructuras civiles.

Rusia y Ucrania se encuentran entre los mayores exportadores de alimentos del mundo, y un bloqueo ruso de los envíos de granos ucranianos provocó una crisis alimentaria mundial a principios de este año. Tras el anuncio de Rusia de que detendría la cooperación con las exportaciones de granos, los futuros de trigo de Chicago subieron más del 5% el lunes.

La comunidad internacional reacciona con rapidez

Ucrania ha pedido ayuda internacional para restaurar el suministro energético dañado por ataques rusos y ha asegurado que ya cuenta con equipos procedentes de doce países.

“Siguiendo las instrucciones del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, el Ministerio de Relaciones Exteriores continúa trabajando activamente con socios internacionales para restaurar la infraestructura energética de Ucrania, dañada como resultado del terrorismo ruso con misiles”, ha declarado en una nota el titular de esa cartera, Dmytró Kuleba.

“Ya hemos acordado el suministro de equipos por los gobiernos y empresas de 12 países: Israel, España, Italia, Lituania, Alemania, Macedonia del Norte, Polonia, República de Corea, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia y Francia”, agregó el ministro.

“En total, estamos hablando de 954 unidades de equipos energéticos. Los primeros lotes de ayuda ya están en Ucrania, el resto se espera en un futuro próximo. Seguimos trabajando para aumentar la gama de socios y la cantidad de apoyo”, ha confirmado Kuleba en un comunicado.

La guerra llega a Moldavia con la caída de restos de un misil

Restos de un misil derribado por las fuerzas ucranianas han caído en el distrito moldavo de Ocnita, cerca de la frontera común, sin que se hayan registrado víctimas aunque sí algunos daños materiales, principalmente por la destrucción de varias ventanas en viviendas.

Los restos impactaron al norte de la localidad de Naslavcea, junto al río que delimita el territorio entre Ucrania y Moldavia. El Ministerio del Interior moldavo ha confirmado en un comunicado que la zona ha quedado acordonada para evitar posibles riesgos.

Las autoridades ucranianas han explicado a las del país vecino que respondieron a un ataque con drones sobre una presa. El ataque no provocó daños en esta infraestructura, pero sí en los transformadores eléctricos que permiten el correcto funcionamiento de las instalaciones, según el Gobierno moldavo.

El Ministerio de Defensa de Moldavia ya había denunciado este mes que varias aeronaves rusas habían violado el espacio aéreo, supuestamente también durante una serie de operaciones en la zona.

El departamento de Exteriores, por su parte, ha acusado a las fuerzas rusas de violar el Derecho Internacional con sus constantes ataques sobre la infraestructura civil de Ucrania, en particular la energética. Asimismo, ha afirmado que incidentes como los de este lunes acrecientan la inseguridad en toda la zona.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR