Un ataque con misiles y drones de hutíes deja dos niños heridos en Arabia Saudí

·2 min de lectura

Riad/Saná, 5 sep (EFE).- Dos niños resultaron heridos en un nuevo ataque con varios misiles balísticos y drones de los rebeldes hutíes del Yemen contra Arabia Saudí, según informó este domingo el Ministerio de Defensa saudí, que afirmó haber interceptado y destruido seis de los proyectiles.

El ataque tuvo lugar a partir de la medianoche del sábado contra Nayran, Yizan y la estratégica ciudad portuaria de Damam (todos en el este del país), donde una niña y un niño resultaron heridos y 14 viviendas fueron dañadas por la metralla de uno de los tres misiles, explicó el portavoz de dicho ministerio, Turki al Maliki, en un comunicado.

Por su parte, el portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, aseguro en su cuenta de Twitter que el objetivo de sus ataques, en los que emplearon un total de seis misiles balísticos y 10 drones, estuvieron dirigidos contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco en esas tres ciudades y en Yeda, también en el este.

Agregó además que la acción ofensiva alcanzó sus objetivos.

El de Damam es el segundo ataque de los rebeldes yemeníes contra Arabia Saudí con heridos desde el pasado martes, cuando un misil lanzado por la milicia chií causó lesiones a ocho personas en el aeropuerto civil de Abha, uno de los blancos habituales del movimiento insurgente.

Al Maliki, cuyo país lidera una coalición árabe que interviene en el Yemen a favor del gobierno reconocido internacionalmente, atribuyó estos nuevos ataques a "la realidad de la situación de las operaciones militares en el terreno (en Yemen) y el deterioro de la posición de la milicia (hutí) en los frentes de combate y su pérdida de importantes líderes".

El Ejército yemení ha asegurado haber causado importantes bajas entre los hutíes en los últimos días, con 137 rebeldes muertos entre el 26 de agosto y el pasado jueves en el frente de Marib, último bastión gubernamental en el norte del país.

Los ataques con drones y misiles de los rebeldes hutíes proiraníes del Yemen contra Arabia Saudí son habituales desde que, en 2015, la coalición árabe intervino en la guerra civil yemení, aunque suelen ser interceptados por las defensas saudíes y raramente causan heridos.

Las instalaciones petroleras saudíes son, junto con las militares, objetivos prioritarios de estos ataques con los que los hutíes buscan afectar la principal fuente de ingresos del país árabe, el mayor exportador de petróleo del mundo, lo que provoca inquietud por su posible impacto en el mercado mundial de crudo.

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabo Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudí.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente