Un ataque contra una iglesia en Nigeria deja al menos 50 muertos

·2 min de lectura

Hombres armados atacaron una iglesia católica en el suroeste de Nigeria durante la misa del domingo, matando al menos a 50 personas, incluidas mujeres y niños, según un médico del hospital e informes de los medios.

Mientras los fieles se reunían el domingo de Pentecostés en la iglesia católica St. Francis en el estado de Ondo (Nigeria), atacantes dispararon fuera y dentro del edificio, matando al menos a 50 personas. Entre los muertos había mujeres y muchos niños, dijo el legislador Ogunmolasuyi Oluwole.

La identidad y el motivo de los hombres armados no quedaron claros de inmediato y la policía está investigando la causa del ataque.

“Nuestros corazones están apesadumbrados”, tuiteó el gobernador de Ondo, Rotimi Akeredolu, este domingo. “Nuestra paz y tranquilidad han sido atacadas por los enemigos del pueblo”.

El papa Francisco "reza por las víctimas"

"Es muy triste que mientras se desarrollaba la Santa Misa, hombres armados desconocidos atacaron la Iglesia Católica de San Francisco... dejando muchos muertos y muchos heridos y la Iglesia violada", dijo el portavoz de la Iglesia Católica en Nigeria, el reverendo Augustine Ikwu.

En Roma, el papa Francisco respondió a la noticia del ataque durante la celebración de Pentecostés, día en el que los católicos conmemoran la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles.

"Mientras se aclaran los detalles del incidente, el papa Francisco reza por las víctimas y por el país, dolorosamente afectado en un momento de celebración, y encomienda a ambos al Señor, para que envíe su Espíritu a consolarlos", añadió en un escueto comunicado.

Un incidente extraño en uno de los estados más pacíficos de Nigeria

Nigeria lucha con problemas de seguridad como ataques de bandidos y secuestros masivos por lucrativos rescates, sobre todo en el centro y noroeste del país. Pero Ondo es ampliamente conocido como uno de los estados más pacíficos, haciendo de este incidente un caso raro.

Sin embargo, el estado se ha visto envuelto en un creciente conflicto violento entre agricultores y pastores. También, el sureste del país ha sido recientemente escenario de graves secuestros y asesinatos.

Las autoridades atribuyen estos crímenes a los separatistas del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB, por sus siglas en inglés), un grupo que aboga por la secesión de ese territorio.

A esta inseguridad se suma la amenaza yihadista que asuela desde 2009 el noreste del país causada por el grupo Boko Haram y desde 2015 su facción ISWAP (Estado Islámico en la Provincia de África Occidental).

Con AP, EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente