El ataque a un funcionario en una prisión inglesa investigado como terrorismo

El ataque a un funcionario en una prisión inglesa investigado como terrorismo.EFE /Archivo

Londres, 10 ene (EFE).- Un ataque perpetrado este jueves contra un trabajador de la cárcel de máxima seguridad de HMP Whitemoor (en el este de Inglaterra) a manos de dos reclusos está siendo tratado como un acto terrorista, informó hoy la Policía Metropolitana de Londres.

Según las autoridades, la víctima, que fue trasladada al hospital y ya ha sido dada de alta, recibió heridas en la cabeza y el cuello que fueron provocadas por armas construidas con cuchillas.

Otros cuatro miembros del personal de la prisión resultaron heridos durante el incidente, que terminó cuando los responsables de la seguridad del centro penitenciario consiguieron reducir a los dos agresores, que llevaban supuestos cinturones con explosivos que resultaron ser falsos.

Durante el ataque de ayer se habrían escuchado gritos de "Allahu Akbar" (Dios es el más grande), de acuerdo con la BBC.

En un comunicado, la Policía indicó que los dos atacantes portaban "cinturones con varios elementos burdamente unidos" y precisó que "las circunstancias relacionadas con este incidente" les han hecho decidirse por que sea la unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana de Londres la que se haga cargo de la investigación.

Los atacantes permanecen en la prisión. No se han producido más detenciones y las autoridades descartaron que existan mayores amenazas.

"El incidente en sí fue contenido y tratado rápidamente por el personal de la prisión y, según nuestras investigaciones hasta el momento, no hay nada que sugiera una amenaza continua dentro o fuera del sistema penitenciario vinculada al incidente de ayer", señalaron.

Según informó la Asociación de Oficiales de Prisiones en un comunicado, el trabajador fue atacado por la espalda alrededor de las 9.00 GMT mientras las celdas estaban siendo desbloqueadas y los atacantes trataron de introducirlo en un armario que acababa de abrir.

Otros cuatro miembros del personal, tres funcionarios de prisiones y una enfermera, resultaron también heridos -mayoritariamente en el rostro- cuando intentaron ayudar a su compañero.

Según la BBC, uno de los autores de la agresión es Brusthom Ziamani, de 24 años, que cumple condena por preparar un acto terrorista (pretendía decapitar a un soldado) en 2015 y habría actuado junto a otro recluso que cumplía condena por un delito violento.

La prisión de máxima seguridad de HMP Whitemoor alberga a más de 400 prisioneros, algunos considerados de alto riesgo, distribuidos en tres módulos.