Asturias agilizará al máximo la vacunación y agotará las dosis semanalmente

Agencia EFE
·2 min de lectura

Oviedo, 6 ene (EFE).- Asturias, que se mantiene como la comunidad autónoma que más está inmunizando contra la covid-19, se ha fijado como objetivo agilizar al máximo la campaña de vacunación y agotar semanalmente todas las dosis que le suministre el Ministerio de Sanidad con el fin de tener minimizar todo lo posible la tercera ola de la pandemia.

Asturias había administrado ya el lunes por la noche la totalidad de las 11.700 dosis de la primera remesa y tiene previsto hacer lo mismo con las 11.700 que se recibieron ese mismo día para poner a lo largo de esta semana, incluidos el sábado y los festivos.

Las autoridades sanitarias pretenden tener protegidas al máximo de la población vulnerable en una de las regiones más envejecidas de España que, en estos momentos, presenta uno de los índices de contagios más bajos del país.

El objetivo de tener vacunados el día 8 de enero a los 23.000 residentes y trabajadores de centros de mayores de Asturias se mantiene, según el consejero de Salud, Pablo Fernández, que ha adelantado ya que la inoculación a los profesionales sanitarios comenzará de manera solapada antes de esa fecha en algunas áreas sanitarias del Principado.

Según Fernández, "el tiempo significa vida" ante el nivel de envejecimiento de la sociedad asturiana y que por eso se está llevando a cabo la campaña de vacunación con independencia de que sean días festivos, mañanas o tardes.

Varios usuarios y trabajadores de la Residencia Mixta de Gijón fueron el 27 de diciembre las primeras personas en ser inoculadas en la primera fase de la vacunación, que en Asturias pretende llegar a unas 150.000 personas a lo largo del primer trimestre de 2021.

Para ello, cincuenta equipos integrados por 148 profesionales -una enfermera y al menos un técnico- recorrerán otros centros asistenciales para continuar con el proceso de vacunación en Asturias, aunque en algunos casos las dosis se suministrarán a domicilio.

En una fase posterior, y en función del ritmo de recepción de las vacunas y de sus características técnicas dado que se dispondrá de las diseñadas por otros laboratorios al margen de Pfizer, se distribuirá al resto de la población por grupos de edad y siempre previo aviso de las autoridades sanitarias para que las personas citadas acudan al centro de salud o a los puntos de vacunación que se establecerán.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, y el consejero de Salud, tampoco han descartado pedir la colaboración del Ejército o de la sanidad privada para llevar a cabo este programa de vacunación.

(c) Agencia EFE