Todo lo que puedes negociar en una oferta de trabajo más allá del salario

·4 min de lectura

Negociar es una parte esencial del proceso de encontrar tu trabajo perfecto. Muchos candidatos durante las entrevistas simplemente se limitan a aceptar la primera oferta de trabajo que hace la empresa, sin siquiera considerar una contraoferta. A veces, no se dan cuenta de que hay espacio para negociar y otras no deciden hacerlo por miedo, ya que les preocupa que la oferta de trabajo desaparezca.

Pero cuando dejamos estos temores de lado y decidimos negociar, lo primero que solemos pensar es en el salario. Además de este aspecto, hay otros asuntos a considerar para aceptar una oferta laboral. Estas son algunas de las otras cosas que debes considerar negociar en una oferta de trabajo que no son el salario base. Además, te damos las recomendaciones para que la negociación acabe siendo exitosa.

También de interés:

<strong>Aspectos que puedes negociar en una oferta de trabajo que no son tu salario. Foto: Getty Creative</strong>
Aspectos que puedes negociar en una oferta de trabajo que no son tu salario. Foto: Getty Creative

Días de vacaciones

La ley estipula que los trabajadores asalariados tienen una serie de días de vacaciones. No obstante, es necesario comprobar si recoge los permisos de maternidad, paternidad o días propios. Además, a todos nos vendrían bien unos días de vacaciones extra. Existe la posibilidad de solicitarlos al negociar los términos de tu empleo. Asegúrate de que tu solicitud sea razonable y esté alineada con alguien con tu experiencia y antigüedad.

Jubilación

Aunque la cotización para la pensión de jubilación pública depende directamente del salario percibido, algunas empresas ofrecen planes de pensiones privados como apoyo complementario. Esta opción podría ser fundamental para aumentar la remuneración cuando se alcance la tercera edad.

Retribución flexible y bonificación

Cuando el salario no es un aspecto negociable, existen otras formas de obtener más ingresos a fin de mes. Negociar una retribución flexible es una de las posibilidades. Este tipo de retribución consiste en que las empresas gestionan para sus empleados productos y servicios que estos podrían incorporar y utilizar en el día a día. Se trata de un modelo de remuneración que permite al trabajador maximizar su salario neto anual y beneficiarse de atractivas exenciones fiscales y de descuentos en servicios cotidianos como el transporte, restaurantes, guarderías para niños, etc.

Teletrabajo

Con la situación que estamos viviendo actualmente, muchos trabajadores piden el teletrabajo y muchas empresas lo ofrecen. Por ejemplo, el trabajador puede negociar trabajar un día a la semana desde casa en la modalidad del teletrabajo. Para poder negociar esta posibilidad es indispensable que sea un tipo de empleo que el candidato pueda realizar con la misma eficacia en la oficina o en su domicilio, sin estar condicionado por el factor de la ubicación. Si tienes éxito en una primera negociación, es posible que puedas defender aún más días de trabajo desde casa en el futuro.

Horario flexible

Un horario estricto de 9 a 5 de lunes a viernes es cada vez una opción que contemplan menos personas. Es por ello que muchas empresas permiten a los empleados organizar sus horarios en torno a las horas centrales, así que no te cortes y pregunta a tu jefe sobre las políticas de horario flexible. Otra opción es trabajar una semana reducida. Puedes ser contratado por 40 horas, pero preguntar acerca de trabajar cuatro días de 10 horas en lugar de cinco días de 8 horas.

Desarrollo personal

Si estás interesado en seguir formándote mientras trabajas, tienes la posibilidad de preguntar a tu empleador sobre cursos, conferencias o seminarios. Puede ser la propia empresa la que te plantee el tipo de recursos o puedes ser tú mismo el que los busques. Debes elegir aquellos que te aporten las habilidades necesarias para tu trabajo. Si tienes una certificación profesional, tendrás que mantenerte al día en las prácticas e información más reciente. Además, si eres un recién graduado también puedes probar a negociar el reembolso de la matrícula de un máster, según la industria en la que estés trabajando.

Acciones

Por último, como una forma alternativa de obtener una compensación económica, puedes plantearte opciones como solicitar acciones, en el caso de que tu empresa cotice en bolsa. Si esto ocurre, es posible que te ofrezcan acciones de la empresa o un plan de igualación de acciones, que consiste en el que la entidad otorga acciones de bonificación atendiendo a la cantidad que inviertas en acciones de la empresa.

También te puede interesar | VIDEO: Recrean en Chicago la oficina más envidiada del mundo: The Office

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente