La Asociación de Enfermería desaconseja la séptima dosis de vacuna de Pfizer

Agencia EFE
·2 min de lectura

Valencia, 18 feb (EFE).- La Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anenvac) ha desaconsejado la séptima dosis de la vacuna de Pfizer por la falta de respaldo legal y administrativo y asegura que esta práctica puede suponer el riesgo de no obtener la dosis adecuada de 0,3 ml en todos los casos.

Esta semana se ha conocido que dos enfermeras valencianas han conseguido, mediante el uso de una aguja de mayor precisión y con mayor espacio muerto, extraer una séptima dosis de cada vial de la vacuna anticovid de Pfizer, del que actualmente se sacan seis.

Pero Anenvac asegura que la enfermera que procede a la extracción y administración de una séptima dosis no tiene ningún respaldo legal ni administrativo, por lo que en caso de que pudiera surgir cualquier problema derivado de esta acción, se podría encontrar sin el respaldo de la administración sanitaria para la que trabaja.

Por lo tanto, desaconseja esta práctica, y dice quedar a la espera de instrucciones específicas dirigidas a las profesionales de enfermería por parte de las administraciones competentes.

En un comunicado, Anenvac, que incluye en este posicionamiento la séptima dosis de Pfizer y la undécima de Moderna y Astrazeneca, puntualiza que teórica y matemáticamente podría ser posible la extracción de hasta siete dosis utilizando los materiales adecuados (jeringas y agujas de 0 espacio muerto), y con una destreza que sólo se consigue con un buen entrenamiento.

No obstante, en una vacunación masiva, en la que intervienen miles de enfermeras, es "totalmente imposible conseguir esto" en el cien por cien de los casos.

Por su parte, el Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (Cecova) se han pronunciado en términos parecidos al afirmar que el Ministerio de Sanidad no descarta la extracción de una séptima dosis si se siguen las indicaciones pero evita hablar de la responsabilidad legal en caso de complicaciones o contraindicaciones.

El Cecova señala que si no se dictan instrucciones claras y oficiales por parte de Sanidad, la responsabilidad de cualquier contratiempo recaería sobre los enfermeros, a pesar de que "el único interés de las profesionales es optimizar al máximo los viales de vacunas".

El Consejo de Enfermería ha indicado que la posibilidad de extraer una séptima dosis está generando "una gran confusión" entre los colegiados, toda vez que la propia Agencia Europea del Medicamento (EMA) considera que se deben extraer seis dosis.

Las enfermeras están en "un limbo jurídico" al que Sanidad debe dar una solución con instrucciones claras y precisas para definir un protocolo de vacunación que detalle cuántas dosis considera que pueden suministrarse y cómo hacerlo con todo tipo de respaldo legal, ha considerado.

(c) Agencia EFE