Así pueden estafarte los ciberdelincuentes en el Black Friday

Jaime Quirós
·4 min de lectura

El 27 de noviembre se celebra el Black Friday, una fecha caracterizada por su espíritu consumista y por las rebajas a todo tipo de productos, tanto en tiendas digitales como físicas. Sin embargo, los ciberdelincuentes también tienen marcado este día en rojo en su calendario, ya que es un momento ideal para incrementar su actividad.

Noviembre se ha convertido en un aliado del comercio electrónico por las ofertas que se pueden encontrar en la web. Sin duda, la Covid-19 ha propiciado que muchos negocios hayan impulsado su digitalización. Con las restricciones a la movilidad y las recomendaciones de no salir más que lo imprescindible, es muy probable que todas o casi todas las compras que se realicen ese año se hagan de forma online. No obstante, hay que tener en cuenta que esto beneficia de gran manera a los hackers.

Durante las épocas de compras masivas, como el Black Friday o Navidad, los consumidores son mucho más propensos a ser víctimas de ciberataques que en otras épocas del año. En estas ocasiones, estos delincuentes aprovechan para sacar el máximo partido de la actividad de los usuarios, utilizando diferentes técnicas de phishing (suplantación de identidad) y spam.

Durante las épocas de compras masivas, los ciberdelincuentes aprovechan para sacar el máximo partido de la actividad de los usuarios, utilizando diferentes técnicas de phishing (suplantación de identidad) y spam. Getty Creative.
Durante las épocas de compras masivas, los ciberdelincuentes aprovechan para sacar el máximo partido de la actividad de los usuarios, utilizando diferentes técnicas de phishing y spam. Getty Creative.

Sin duda, el phishing es una de las formas de estafa más conocidas. ¿En qué consiste? Los ciberdelincuentes intentan obtener información personal haciéndose pasar por una entidad de confianza, como un banco o una tienda de electrónica, a través de una página web falsa. Lo habitual es utilizar ofertas lucrativas como cebo, para las cuales es obligatorio rellenar un formulario con datos personales.

El spam, por su parte, consiste en colar ofertas falsas de tiendas reales en la bandeja de correo no deseado. El objetivo es realizar estafas de phishing o infectar malware para tomar el control de las redes de los ordenadores.

Consejos para no caer en la trampa

Un estudio de Kapersky, empresa global de ciberseguridad, revela que el número de intentos de phishing aumentó de manera significativa el año pasado a medida que se acercaba el mes de noviembre. El 28 de octubre se alcanzó el máximo, con un total de 803.000 intentos. Las previsiones para este año son aún mayores, debido al auge el e-commerce con la pandemia.

Obtener un buen descuento siempre es agradable, sobre todo, en un contexto en el que la capacidad adquisitiva de la mayoría de la población se ha visto reducida por los estragos económicos del virus. Sin embargo, es fundamental mantenerse alerta, ya que los delincuentes siempre están dispuestos a sacar provecho de los usuarios durante esta oleada de rebajas.

En caso de recibir una oferta irresistible por correo electrónico, siempre se debe revisar la dirección de la página oculta detrás del hipervínculo para comprobar que es real. Siempre se debe acceder a las ofertas a través de la página oficial de la tienda online. Además, conviene no utilizar la misma contraseña para varios servicios o webs; una vez robada, todas las cuentas son susceptibles de ser hackeadas también.

Otra opción es crear dos cuentas de correo electrónico diferentes: una para uso personal y otra para registrarse en foros públicos o suscribirse a listas de emails y otros servicios de Internet. Por supuesto, es muy importante no responder nunca a ningún tipo de spam, ya que los emisores registran las respuestas. Cuanto más se responde, más se recibe.

Por último, es esencial no pinchar en ningún enlace recibido en un correo de spam o phishing, como aquellos que envían cartas de cancelación de suscripciones falsas con el fin de recopilar direcciones de correo electrónico activas. Un truco para diferenciar este tipo de mensajes falsos: los errores ortográficos o gramaticales o la insistencia innecesaria de verificar el correo electrónico u otra información personal.

Aplicando estos consejos podremos evitarnos disgustos mientras vamos de tiendas por Internet. No debemos olvidar que, aunque las compras online son muy cómodas, nos ponen en el punto de mira de muchos expertos de la ciberdelincuencia, por lo que conviene extremar las precauciones para disfrutar de una experiencia lo más segura posible.

También de interés

VIDEO | Los sencillos trucos caseros que te harán sentir que cada noche duermes en un hotel de cinco estrellas

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias