El plan del Gobierno para controlar y repartir los 140.000 millones procedentes de la UE

Eduardo Loren
·Redactor de Economía, El HuffPost
·1 min de lectura
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el plan de recuperación. (Photo: Jose Maria Cuadrado Jimenez)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta el plan de recuperación. (Photo: Jose Maria Cuadrado Jimenez)

El Gobierno de Pedro Sánchez ya tiene listo el plan de ejecución para gastar el dinero procedente del fondo europeo Next Generation EU. España espera recibir 140.000 millones de euros entre subvenciones y créditos durante los próximos tres años para salir de la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, que capitanea la vicepresidenta Carmen Calvo, ha elaborado un real decreto ley para agilizar los trámites. El texto, con una extensión de 79 páginas, supone una auténtica revolución en la administración pública, según ha publicado la Cadena SER.

Nueva figura jurídica

El Gobierno crea una nueva figura jurídica para oficializar el matrimonio entre el Estado y las empresas privadas. El objetivo es que ambos compartan el riesgo de realizar inversiones de esta envergadura, algo que las compañías no se atreverían a hacer en solitario. Sobre todo si se tiene en cuenta que el Ejecutivo pretende que los fondos lleguen a empresas de todo tamaño y no solo a las grandes firmas.

A este nuevo ente de colaboración público-privada se le conocerá como PERTE, siglas correspondientes a proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica. Estos dependerán del Ministerio de Industria, que dirige Reyes Maroto, tendrán que ser declarados por el Consejo de Ministros y serán inscritos en un registro estatal.

Plazos de tramitación más cortos

Una vez se apruebe el decreto, los plazos de tramitación se recortarán a la mitad. La fiscalización de las operaciones no superará los 5 días hábiles, sin que quepa prórroga alguna. El objetivo es que se consiga gastar todo el dinero procedente de ...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.