Así está ayudando la banca a sus clientes durante la crisis sanitaria

Las medidas que aplica la banca para combatir los efectos de la pandemia.

Los españoles tienen todavía muy presente la crisis mundial vivida en 2008 y temen que la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus les haga revivir otra recesión similar o, incluso, más difícil. Y de hecho, podría ser así, tal y como asegura el Fondo Monetario Internacional.

Por suerte, esta vez, a diferencia de la crisis anterior, el sector bancario es parte de la solución y no del problema, siendo una figura decisiva para frenar el impacto de esta crisis. ¿Qué medidas está implantando la banca para ayudar económicamente a sus clientes durante el estado de alarma?

Artículos relacionados:

Aplazar el pago de los préstamos

Bankia y BBVA anunciaron que permitirían a sus clientes prorrogar el pago de sus préstamos hasta seis meses, mientras que Bankinter comunicó que aplicaría carencias en los préstamos para empresas. 

Días después, más ayudas vinieron en camino. El Gobierno ha aprobado una moratoria en el pago de los créditos al consumo con el fin de que los ciudadanos en situación de vulnerabilidad puedan aplazar el pago de sus cuotas hasta tres meses.

Los consumidores que no tengan posibilidad de pagar sus créditos y que no se puedan adherir a la moratoria pueden acogerse a otras opciones para pagar sus créditos: negociar una carencia total o parcial de su crédito o bien alargar el plazo de devolución para rebajar la cuota. Ambas alternativas implicarán pagar más intereses.

Ampliar la moratoria en hipotecas

CaixaBank, Bankinter y Bankia han mejorado la moratoria hipotecaria aprobada por el Gobierno. Por un lado, los clientes de CaixaBank que cumplan los requisitos de la moratoria dejarán de pagar sus cuotas hasta el mes de septiembre, mientras que Bankinter permitirá que sus clientes con dificultades para pagar y que no puedan acogerse a la moratoria puedan solicitar una carencia de capital de hasta cuatro meses. Bankia, por su lado, dejará de cobrar el pago de la hipoteca durante los próximos seis meses a aquellos clientes que cumplan los requisitos de moratoria.

Flexibilizar comisiones 

Otra vez, CaixaBank, Bankinter y Bankia han movido ficha y han apostado por flexibilizar el cobro de comisiones a sus clientes. El banco catalán ha aplazado a octubre el cambio de la política comercial de sus cuentas bancarias, que entraba este mismo mes de abril en vigor. Bankinter y Bankia han anunciado que relajarán los requisitos para no cobrar comisiones en las cuentas de los titulares que no puedan cumplir con las condiciones de ingresos mínimos a causa de un ERTE o despido en su empresa, manteniendo también las ventajas.

Por otro lado, la banca ha instado a sus clientes a que la mayoría de las gestiones las realicen a distancia y eviten en la medida de lo posible acudir a las oficinas, recordándoles todos los canales disponibles desde los que pueden operar: a través de Internet, desde la aplicación bancaria, mediante la banca telefónica o desde los cajeros automáticos.

Por otra parte, una docena de entidades ha dejado de cobrar desde el pasado 30 de marzo por las retiradas en cualquier cajero ajeno al banco. Estas son Abanca, Bankia, Caixa Ontinyent, CaixaBank, Cajamar, Cajasur, Colonya Caixa Pollença, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank y Unicaja. ING también aplicó ayer día 1 de abril esta medida, indicando que devolverá las comisiones íntegras de las extracciones en cualquier cajero, mientras que BBVA solo ha implantado esta medida para un grupo de clientes, los pensionistas, permitiendo que estos puedan retirar efectivo gratis en cualquier cajero hasta el próximo 5 de abril.

Adelantar ingresos

Seis bancos españoles adelantan también el pago del paro una semana antes de la fecha usual, el día 10. Estos son Abanca, Bankia, Bankinter, BBVA, CaixaBank y Kutxabank, que ingresarán la prestación por desempleo el día 3 de abril, siguiendo la iniciativa que tomaron los bancos adelantando las prestaciones de la Seguridad Social a los pensionistas.

Aumentar el límite de las tarjetas

Cuando realizamos pagos contactless, el límite para introducir el pin de la tarjeta está fijado en compras superiores a 20 euros. Con el fin de evitar el contacto con el TPV, se ha aumentado este límite a 50 euros, por lo que podremos abonar compras inferiores a esta cantidad sin necesidad de introducir nuestra clave pin. Eso sí, al acumular cinco operaciones seguidas o un gasto de más de 150 euros, sí deberemos introducirlo al abonar la siguiente compra mediante el pago contactless.

Aplazar los alquileres

Según ha informado la Asociación Española de Banca, Abanca, Banca March, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, BBVA, Deutsche Bank e ING ofrecerán un aplazamiento en el pago del alquiler de sus propiedades acogidas al Fondo Social de Vivienda (FSV) a los inquilinos afectados por la pandemia del coronavirus.

Suscribir las líneas ICO

Con el fin de apoyar a las empresas y a los autónomos, la banca española ha decidido suscribir la nueva línea de avales públicos del ICO, dotada con hasta 100.000 millones de euros.

A mediados de marzo, entidades bancarias como CaixaBank, BBVA, Banco Santander, Abanca o Bankia lanzaron líneas de financiación con el fin de mitigar los efectos de la crisis sanitaria para  los autónomos, pymes y empresas.