Así es el laboratorio de Vox para afinar su discurso xenóbobo sin quebrantar la ley

·4 min de lectura
Verdejo, brazo en alto, ha provocado la suspensión de varias sesiones plenarias en la Asambleade Ceuta. (Photo by Antonio Semperes/Europa Press via Getty Images)
Verdejo, brazo en alto, ha provocado la suspensión de varias sesiones plenarias en la Asambleade Ceuta. (Photo by Antonio Semperes/Europa Press via Getty Images)

Carlos Verdejo tiene más rango de personaje viral que de político. A pesar de ser el portavoz local de Vox en la Ciudad Autónoma, es fácil que su cara le suene a muchos de los lectores de este blog. Porque sus intervenciones en las sesiones plenarias de la Asamblea de Ceuta han capitalizado buena parte de los retuits y recomendaciones de los últimos días.

Verdejo se ha convertido en el agitador oficial de la extrema derecha en Ceuta. Una vez calmadas las aguas tras la llamada a la 'Yallah' de Marruecos para asaltar la valla fronteriza, él ha sido el encargado de recuperar de su argumentario el pin parental en las actividades que lleven a cabo las entidades colaboradoras en los ámbitos cultural y educativo. Y lo ha hecho con unas formas que han motivado que el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), haya suspendido varios plenos tras las intervenciones del portavoz de Vox.

La última fue la pasada semana. La bronca comenzó después de que Fátima Hamed, portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía, anunciara su voto en contra del pin parental. Y ante esto, el argumento de Verdejo fue el de catalogar de "promarroquíes" a varios políticos de signo contrario, incluidos los miembros del PP.

Vivas decidió suspender inmediatamente el debate: "Ceuta no es de Vox. Es más amplia, no es tan excluyente, es integradora. Y no tienen derecho a que, por que una persona no sea parte de su ideología, automáticamente se convierta en promarroquí", le espetó a Verdejo a quien no dudó en hacerle una recomendación: "Sea un poco responsable, no incendie Ceuta. Los miembros de esta Asamblea somos y nos sentimos españoles, que quede claro".

A Vivas le secundó el consejero de Medio Ambiente, Yamal Dris (PP), quien cargó a gritos contra el miembro de Vox: "Usted es un sinvergüenza y con este tipo de gente no se puede, es un fascista".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El caso es que Vox está elevando poco a poco el tono de sus diatribas en Ceuta. Para encajar su estrategia de confrontación constante mientras bordea los límites de la legalidad. Y no lo esconden. En otro pleno, mientras criticaba la proliferación de enganches ilegales de viviendas a la red de luz y agua, cargó contra las barriadas de inmigrantes. Y antes de que el resto de partidos le afease su conducta, Verdejo movió ficha: "Pierdan el miedo a la palabra mágica, a la de racista", les espetó.

Su lista de intervenciones racistas y provocaciones no acaba ahí. La cuenta de twitter de Verdejo incluye la letra árabe 'ن'. La misma que emplea el grupo yihadista Daesh en Mosul para marcar las casas de los cristianos.

Acostumbrado a perder la mayor parte de las votaciones y a quedarse solo en sus propuestas, Verdejo no se amilana cuando contrincantes como la propia Hamed le acusan de "racista". La sharía se le queda corta, usted es un retroceso social, un fracaso del sistema educativo español, usted es yihad", le ha reprochado en sede parlamentaria. 

En otra ocasión, cuando Hamed propuso nombrar a Santiago Abascal persona non grata en Ceuta, su respuesta fue la de proponer que ella fuera deportada. Algo que, aparte de racista, es ilegal ya que la dirigente es ciudadana española y nació en Ceuta

Acostumbrado a difundir sus intervenciones en redes sociales, Verdejo no hace lo mismo con las réplicas que recibe. Como cuando la portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía señaló: "¿Usted sabe lo ridículo y lo cateto que es cuestionar la nacionalidad de la gente por su credo religioso? A usted los musulmanes que le gustan seguramente son los que le limpian su mierda, aquellos a los que usted explota", le recriminó antes de tildarlo de mero "charlatán de feria, que solo busca calentar el ambiente", afeándole que se salte las reuniones de trabajo de las juntas de portavoces para únicamente buscar el protagonismo en los plenos. 

En vídeo | El emotivo gesto de una voluntaria de la Cruz Roja en Ceuta

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente