Así es la vida de Tejero 40 años después del golpe de Estado

Ana Roca
·2 min de lectura
Antonio Tejero, en una de las imágenes más famosas del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. (Photo: AFP)
Antonio Tejero, en una de las imágenes más famosas del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. (Photo: AFP)

En los últimos años, Antonio Tejero Molina se ha paseado como un jubilado más por la localidad malagueña de Torre del Mar en Semana Santa y verano. Poco se sabe de él salvo que aún luce su característico bigote, aunque ya encanecido, y que sigue rindiendo honores a Franco. La última vez que se le vio en público fue el 24 de octubre de 2019, cuando acudió por sorpresa al cementerio de El Pardo-Mingorrubio para estar presente en el nuevo entierro del dictador tras la exhumación en el Valle de los Caídos.

Un halo de misterio rodea a la vida actual del hombre que, el 23 de febrero de 1981, subió a la tribuna del Congreso de los Diputados, tricornio calado y pistola en mano, para detener el avance de la joven democracia española al grito inolvidable de ”¡Quieto todo el mundo!”. Existen, en todo caso, algunas pistas que permiten saber algo más sobre dónde reside el ex teniente coronel, de qué vive, quién le acompaña en su día a día y cuál es su rutina.

Después de su intento de ocupar el Congreso, al mando de varias decenas de guardias civiles, durante la investidura de Leopoldo Calvo Sotelo, Tejero fue procesado y condenado por un tribunal militar a 30 años de prisión —de los que cumplió 14 al salir en libertad condicional en 1996— por un delito de rebelión militar consumado con agravante de reincidencia. Además, perdió su empleo y grado en la Guardia Civil.

¿Quién es Tejero?

Nació en Alhaurín el Grande, Málaga, el 30 de abril de 1932. Se casó con Carmen Díez Pereira, hija de guardia civil y maestra de profesión, y ya era padre de seis hijos en la fecha del golpe de Estado. Entonces eran apenas unos niños y adolescentes, tres chicos y tres chicas criados en un cuartel de B...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.