Así es la 'Ley Zerolo' que ha presentado el PSOE

Carlota E. Ramírez
·Periodista de Sociedad, Feminismo y Juventud en El HuffPost.
·1 min de lectura
Adriana Lastra.  (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Adriana Lastra. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El grupo parlamentario socialista ha registrado este jueves en el Congreso una proposición de ley para la Igualdad de Trato y la No Discriminación que busca ofrecer una “protección real” contra la discriminación por razón de nacimiento, origen étnico, religión, identidad sexual u otras. Informalmente la llaman desde el partido ‘Ley Zerolo’ en homenaje al diputado socialista.

La proposición de ley fue impulsada en su día por el fallecido diputado socialista Pedro Zerolo, y se ha presentado en otras dos ocasiones en el Parlamento sin que se haya llegado a aprobar. “No hay mejor homenaje que podamos hacerle que dar a la sociedad esta ley por la que tanto luchó”, ha subrayado la portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Adriana Lastra, sobre una propuesta que, según precisan fuentes del grupo, no tiene nada que ver con la ley de libertad sexual impulsada por Unidas Podemos.

Entre los morados hay un “profundo malestar” porque su socio de Gobierno ha presentado esta ley en solitario sin contar con ellos ni consultar con el Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero.

¿Qué dice la ley?

Con esta propuesta, los socialistas plantean regular la “carga de prueba”, de modo que sea el demandado quien tenga que aportar una justificación objetiva cuando una persona alegue discriminación y aporte indicios fundados sobre su existencia.

Además, se establecen las consideraciones de discriminación directa e indirecta y se hace referencia a la discriminación directa que supone la denegación de “ajustes razonables” a las personas con discapacidad.

Los socialistas precisan que no se trata de una ley penal sino que aborda la tutela y reparación mediante el establecimiento de sanciones administrativas, porque, dicen los socialistas, “discriminar no puede salir...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.