Comienzan a publicarse los primeros datos del sospechoso de los asesinatos en Bilbao

·3 min de lectura

Hace solo unos días saltaba la noticia de la existencia de un presunto asesino en serie en Bilbao que habría matado a al menos cuatro hombres con los que quedaba a través de una aplicación de citas. Desde que la investigación en curso fue desvelada por El Correo, se han ido publicado informaciones al respecto con cuentagotas de un caso sobre el que La Ertzaintza lleva tiempo trabajando con discreción. Según publican varios medios, hay un sospechoso y desde El Mundo aseguran que se trata de un joven de 25 años, N. D.

El secretismo rodea la investigación llevada a cabo por Ertzaintza, que ha pedido la colaboración de la policía de otras Comunidades Autónomas. (Foto: Getty Images)
El secretismo rodea la investigación llevada a cabo por Ertzaintza, que ha pedido la colaboración de la policía de otras Comunidades Autónomas. (Foto: Getty Images)

Hasta ahora lo que se conocía era que el principal sospechoso de las muertes de estos cuatro hombres en Bilbao (se investiga si podría ser el responsable de más muertes) era un varón de entre 20y 30 años que se hacía llamar Carlos en su perfil de citas. El Mundo asegura que se trataría de N. D, de origen colombiano y con antecedentes por delitos de estafa tanto en Madrid como Valencia. Señalan que es el principal sospechoso de la Policía autonómica vasca y que conocen su identidad desde diciembre. De momento, sigue en paradero desconocido y los investigadores han pedido a las policías de otras Comunidades colaboración para aclarar si pudo haber actuado fuera del País Vasco. Hay una orden de búsqueda y captura emitida por un juzgado vasco.

Según publica 20 Minutos en una información a modo de resumen de lo que se sabe hasta ahora del caso, que no es mucho ya que la investigación se está llevando con sumo cuidado y sin muchas filtraciones, las muertes relacionadas hasta ahora con el presunto asesino en serie son cuatro y tuvieron lugar a lo largo de dos meses a finales de 2021. Sobre su modus operandi, ha trascendido que se citaba con sus víctimas a través de aplicaciones de citas dirigidas al colectivo gay. Cuando lograba quedar con ellos en sus casas, les drogaba. En algún caso sacó dinero de sus cuentas corrientes.

La investigación se inició con la denuncia en relación a uno de los fallecidos, un vecino de Bilbao de 43 años. Su muerte se había catalogado de natural. Sin embargo, la familia sospechó al detectar movimientos en su cuenta después de su muerte. Eso hizo que se analizasen de nuevo las muestras tomadas para la autopsia y se encontró en ellas presencia de éxtasis líquido. También se certificó que el fallecido había quedado con un hombre a través de una app y que ese fue uno de sus últimos registros de actividad.

Eso sucedió en octubre. En diciembre, otro hombre denunció que había sido atacado en su propia casa por un joven con el que había quedado. Intentó estrangularlo, pero consiguió liberarse. En su huida se dejó una mochila que contenía documentación y éxtasis líquido. Información que sirvió a la Ertzaintza para relacionar ambos casos e identificar al supuesto asesino en serie. También establecer su modus operandi. Según publica 20 Minutos, el sospechoso drogaba a sus víctimas para conseguir, bajo sumisión química, que le diesen las contraseñas de sus cuentas antes de matarles.

Fuentes de la policía han reconocido a El País que este podría ser “uno de los casos más complicados de la historia de la policía autónoma vasca”. Una de las razones es que “al haberse considerado inicialmente muertes naturales, algunos de los cuerpos han sido incinerados, las autopsias no son completas y no existen inspecciones oculares”.

EN VÍDEO | 'Criptosecta' en España | "Le lavaron el cerebro" cuenta la madre de una joven adepta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente