Ascienden a más de 150 los muertos en la estampida más mortífera de la historia de Corea del Sur

Ascienden a más de 150 los fallecidos en una estampida que se produjo anoche en Seúl durante las celebraciones de Halloween. Entre ellos hay 19 extranjeros. La policía de la capital de Corea del Sur está identificando entre las víctimas a unas 350 personas cuyas desapariciones han sido notificadas a las autoridades locales.

Otras 82 personas resultaron heridas. Se cree que el incidente tuvo lugar en un callejón en pendiente de unos 4 metros de ancho aledaño al Hotel Hamilton en el distrito de Itaewon. Según testigos citados por medios surcoreanos, una caída colectiva se produjo en lo alto de la pendiente, lo que provocó una avalancha en cadena. Por el momento la policía está investigando las causas de la estampida.

Jeon Ga-eul, testigo, ha señalado: "Antes del incidente, había mucha gente que se empujaba. Yo quedé atrapado entre la multitud y al principio tampoco podía salir. Sentía que un accidente iba a ocurrir".

El presidente del país, Yoon Suk-yeol, ha prometido una investigación en profundidad tras trasladar sus condolencias a los allegados de las víctimas del suceso:

"Como presidente responsable de la vida y la seguridad de los ciudadanos, me siento apesadumbrado y además me cuesta controlar la tristeza. El Gobierno establecerá un periodo de luto nacional desde hoy hasta que se resuelva la gestión posterior a los hechos. Daremos máxima prioridad a dicha gestión y a las medidas de seguimiento."

Los medios locales se hacen eco de testimonios que hablan sobre la presencia de algún famoso que habría atraído a la multitud o de la circulación de estupefacientes, pero de momento no se ha detectado ningún caso de consumo de drogas según la policía.