El asalto a la casa de Nancy Pelosi y la agresión a su marido de 82 años fueron "intencionados"

Intento de ataque contra la presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos. El atacante irrumpió en la casa de Nancy Pelosi, preguntando por la presidenta.

Al no hallarla en el domicilio familiar de San Francisco, el hombre forcejeó con su marido y golpeó a Paul Pelosi con un martillo. Ella se encontraba en Washington. Según la policía la agresión fue "intencional".

"El motivo de este ataque aún se está determinando. El Sr. Depape ingresará en la cárcel del condado de San Francisco por los siguientes cargos: intento de homicidio, asalto con arma blanca, abuso contra personas mayores, robo con allanamiento de morada y varios, varios delitos adicionales", destacaba William Scott jefe de la Comisaría de San Francisco.

El marido de 82 años fue intervenido por una fractura en el cráneo y diversas heridas graves en un brazo y manos

La investigación sigue abierta, pero se sabe ya que el agresor forzó la entrada por la puerta trasera de la casa. El ataque se ha dado a menos de dos semanas de las elecciones legislativas del 8 de noviembre, por las que se renovará toda la Cámara de Representantes y un tercio de los escaños del Senado. El presidente Biden ha condenado el ataque señalando que es "despreciable" y ha destacado que hay "demasiada violencia y demasiado odio". Ha hecho un llamamiento a la contención.

"¿Qué nos hace pensar que un partido puede hablar de elecciones robadas, de que la covid es un engaño y de que todo es un montón de mentiras y que esto no afecte a personas que tal vez no están muy equilibradas?", ha preguntado.

En esa alusión implícita a proclamas republicanas advirtió de cómo eso afecta al clima político.

"¿Qué nos hace pensar que no va a corroerlo? Ya es suficiente. Toda persona de buena conciencia debe oponerse claramente y sin ambigüedades a la violencia en nuestra política, sin importar cuál sea su política", ha dicho.