Asalto al Capitolio: los demócratas dan un ultimátum a Mike Pence mientras siguen con sus planes de un "impeachment" contra Trump

Redacción - BBC News Mundo
·4 min de lectura
Pelosi
Nancy Pelosi dijo a los demócratas que necesitan "acutar con urgencia".

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, intensificó la presión sobre el vicepresidente Mike Pence para que actúe y destituya a Donald Trump de su cargo por su papel en el asalto al Congreso de la semana pasada.

Los legisladores demócratas presentaron una resolución pidiendo a Pence que invoque la Enmienda 25 para declarar al presidente no apto para el cargo, algo a lo que, según reportes, el vicepresidente se niega.

Al mismo tiempo, también introdujeron una resolución para hacerle un juicio político a Trump (impeachment) por instar a sus seguidores a marchar hacia el Capitolio, lo que consideran "incitación a la insurrección".

Los demócratas y un número cada vez mayor de republicanos acusan al presidente de alentar el motín contra el Congreso el 6 de enero.

Cinco personas murieron en el violento episodio, incluido un agente de policía del Capitolio.

¿Presidente interino?

Pelosi escribió el domingo a los legisladores diciendo que la Cámara de Representantes presentaría una resolución el lunes para solicitar formalmente que Pence invoque la Enmienda 25 de la Constitución.

Esto le permitiría a Pence retirar a Trump de la Casa Blanca y convertirse en presidente interino.

James Clyburny Nancy Pelosi
El demócrata James Clyburn, uno de los jefes de los demócratas en la Cámara baja, aseguró que votarán por un 'impeachment' a Trump esta semana.

La Cámara votará sobre la resolución el martes.

Después de eso, Pence y el gabinete tendrían 24 horas para actuar antes del posible movimiento de la Cámara hacia el juicio político.

"Actuaremos con urgencia, porque este presidente representa una amenaza inminente para ambos", dijo Pelosi en su carta el domingo.

"El horror del continuo ataque a nuestra democracia perpetrado por este presidente se intensifica y también la necesidad inmediata de acción".

Acusación

Hasta ahora ningún senador republicano ha manifestado apoyo a un juicio contra el presidente, pero algunos le han pedido que renuncie.

"Creo que lo mejor para nuestro país es que el presidente renuncie y se vaya lo antes posible", dijo el senador republicano Pat Toomey este domingo a la cadena NBC. "Reconozco que puede que no sea probable, pero creo que sería mejor".

Lisa Murkowski, de Alaska, fue la primera senadora republicana en instar al presidente a dejar el cargo. Ben Sasse, su colega de Nebraska, ha dicho que está abierto a valorar una acusación si la Cámara de Representantes lo aprueba.

Donald Trump
Trump llamó a sus seguidores a marchar al Capitolio el pasado 6 de enero, lo que algunos consideran como una incitación a lo ocurrido.

El domingo, Pence pareció distanciarse del presidente al decir que planeaba asistir a la toma de posesión de Biden, pero no hay señales de que el vicepresidente esté preparado para invocar la enmienda 25.

Trump, por el contrario, informó que no asistirá a la ceremonia, pese a que ya ha admitido que habrá una nueva administración y ha prometido una transferencia pacífica del poder.

Aun así, continúa señalando que las elecciones del 3 de noviembre pasado fueron fraudulentas, algo que no ha podido respaldar con pruebas.

La Casa Blanca ha calificado el posible juicio político como una medida "motivada políticamente" que "solo serviría para dividir aún más a nuestro gran país".

Biden dice que corresponde al Congreso decidir sobre un impeachment. Pero también señaló que durante mucho tiempo había advertido que "Trump no era apto para ocupar el cargo".

¿Un segundo impeachment?

Si el proceso continúa, Trump podría convertirse en el primer presidente en la historia de Estados Unidos en ser acusado dos veces mediante un impeachment.

Para que eso suceda, los cargos deben presentarse a la Cámara de Representantes y aprobarse en una votación.

"Puede que sea este martes o miércoles cuando se tomen medidas", dijo Clyburn a CNN. "Creo que se tomarán esta semana", afirmó.

James Clyburn
Clyburn es uno de los congresistas encargados de coordinar la agenda demócrata.

La acusación luego se trasladaría al Senado, donde se necesita un voto de dos tercios para la destitución de un presidente. Si es declarado culpable, el Senado también podría realizar una votación para prohibir que Trump vuelva a ocupar un cargo público.

Sin embargo, aunque la medida avanzara en la Cámara Baja, la intención de los demócratas es no enviar ningún artículo de impeachment al Senado -para abrir un juicio contra Trump- en los primeros tres meses de gobierno de Joe Biden.

"Démosle al presidente electo Biden los 100 días que necesita para poner en marcha su agenda", dijo Clyburn.

La maniobra permitiría al nuevo presidente confirmar su nuevo gabinete y poner en marcha políticas clave, incluida la lucha contra el coronavirus, algo que tendría que retrasarse si el Senado recibe antes los artículos de juicio político, pues un impeachment tiene prioridad sobre todo lo demás.

El mandatario ya fue acusado en un impeachment en 2020 que no prosperó en el Senado.

Sin embargo, Clyburn dijo que no cree que sea posible presentar cargos y llevar a cabo un juicio antes de que Trump deje el cargo dentro de 10 días.

Vídeo | Los demócratas abrirán un juicio político a Trump por el asalto al Capitolio