Asados debido a una ola de calor extrema en España

·1 min de lectura

En España están asados de calor. Ni en norte del país donde se suelen suavizar las temperaturas se libran. En Galicia los peregrinos que hacen el Camino de Santiago no paran aunque en algunas zonas se superen los 40 grados y estén en alerta roja. Este Año Santo es excepcional debido a que la celebración se ha pospuesto por la pandemia y no pueden faltar a la gran cita del 25 de julio.

"Estamos haciendo el camino, no nos esperábamos que iba a hacer este calor, llevamos dos marchas y ahora tenemos mucho mucho calor", señala un peregrino. Para poder llegar, la clave es madrugar más y llevar abundante agua en la mochila."Salimos de noche con las linternas y vamos a contrarreloj para poder llegar a una hora que no haga mucho calor", apunta otra peregrina.

Donde también combaten el calor por la noche es en Madrid, aquí las terrazas se llenan. "Afortunadamente en los restaurantes tienen los sprays esos con agua", destaca uno de los que están sentados en una terraza.Algunos tratan de encontrar algo positivo a unas temperaturas que por la noche llegaban a los 35 grados.

"Se tiene menos hambre cuando tienes calor", apunta una joven que está sentada en otra terraza."Y no se tomando algo fresco se pasa bien", añade otra.

En Gines en Sevilla directamente optaron por abrir las piscinas hasta la una de la madrugada. La provincia se encuentra en nivel rojo de alerta y registra valores superiores a los 44 grados.

"Comer, bañarte, bañarte, comer, va a ser muy fácil, vamos", destaca uno de los que se encuentran en la piscina.

Parece que la ola de calor trabaja a fuego lento porque esta no piensa remitir hasta principios de la próxima semana, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente