Así se organizaba la trama de la Operación Lezo

Ignacio González, de presidente a preso preventivo. Lo que llegó a ser y lo que ahora es. Otro político más entre rejas. Así llegaba anoche a la cárcel de Soto del Real. En prisión por recibir presuntas comisiones y desviar fondos públicos.  Es lo que investiga la operación Lezo, la misma que, primero, le llevó esta semana detenido a los calabozos, después a los registros de su despacho y de su casa y ahora le lleva a la cárcel.

El auto de prisión del juez Velasco,  deja nuevos detalles. Ignacio González habría utilizado presuntamente a la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid, y este ente público habría inflado contratos para que, con la diferencia de dinero, se pagasen las campañas electorales del PP de Madrid. Lo gestionaba, presuntamente José Martínez Nicolás. Indra, era una de las empresas que, supuestamente, recibía esos contratos y hacía esos pagos. En los comicios de 2007, asumió más de un millón de euros de mordida y casi tres millones pagó supuestamente al PP madrileño en las elecciones de 2011.  González trabajaba, según el auto, con facturas ficticias y manejaba de continuo dinero en efectivo.  El auto de prisión apunta también que González planeó una estructura financiera a largo plazo en América Latina para canalizar capitales junto a Eduardo Zaplana. El juez atribuye al entramado delitos como blanqueo, prevaricación, malversación o fraude. La investigación continúa en la operación Lezo.  Ignacio González seguirá su evolución entre rejas.

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines