Así estafaban a ancianos los falsos revisores del gas

Angustias, Faustino o Eufrasio, son algunos de los nombres que los falsos revisores del gas buscaban en el listín telefónico antes de iniciar su estafa. Es el caso de Justo, dos falsos revisores del gas se presentaron en su casa, tras concertar una cita. Mientras uno le entretenía, el otro le robó parte de su pensión, más de 400 euros. En otros casos, los estafadores llamaban por teléfono en el momento de la falsa revisión para hacer más creíble la estafa y, de paso, entretener a la víctima. En total, 340 personas cayeron en la trampa de estas dos bandas, que actuaba en varios lugares de España. Robaron, de media, unos 250 euros por anciano. Los agentes han podido detenerles gracias a la denuncia de un hombre de 94 años al que unos falsos revisores robaron sus dos portátiles.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines