Los artistas ucranianos están pintando girasoles en los escombros de la guerra

La guerra de Ucrania se acerca a los seis meses y sigue sin dar tregua para una población civil que no pierde la esperanza. En Irpin, una ciudad que estuvo en manos rusas y fue recuperada por las tropas ucranianas, un grupo de artistas están pintando los escombros de la guerra.

Se trata de un proyecto que reúne a ucranianos y estadounidenses que pretenden darle color y alegría al entorno en un momento muy complicado. Han pintado varios coches que habían ardido y ahora su intención es vender las imágenes digitales para recaudar fondos que permitan la reconstrucción.

Una iniciativa que de momento divide a los locales. Y es que están los que creen que es algo bello en mitad de la destrucción, mientras que otros creen que este tipo de ideas llegan demasiado pronto porque el dolor sigue muy presente.

Más historias que te pueden interesar: