Arsuaga: Ya nunca se podrá separar la salud humana de la salud del planeta

·2 min de lectura

Madrid, 22 nov (EFE).- El paleontólogo Juan Luis Arsuaga ha dicho que "la salud humana ya nunca se va a poder separar de la salud del planeta"; este "es el gran descubrimiento del siglo XXI".

"Nuestro estilo de vida tiene que ver con la salud. Hemos entendido en el siglo XXI, y no lo habíamos hecho en el siglo pasado, que la salud humana es inseparable de la salud del planeta", ha señalado.

Arsuaga ha hecho estas manifestaciones en su intervención en el Foro "Pasado, presente y futuro de la Oncología", un encuentro organizado por EFE y AstraZeneca con el objetivo de mantener el cáncer como una enfermedad relevante en la agenda pública y promover la investigación y la innovación.

El paleontólogo, quien ha mencionado la frase de José Ortega y Gasset "yo soy yo y mis circunstancias", ha indicado que en la medicina, quizás, nada tenga sentido sin la perspectiva evolutiva.

Por eso, ha explicado, existe una especialidad llamada medicina evolucionista o darwinista, que tiene como pilar la idea de que una gran parte de nuestras enfermedades pueden ser resultado, simplemente, del desajuste de nuestras programaciones genéticas.

"Es decir, nuestra historia evolutiva y nuestro estilo de vida actual, para el que obviamente la evolución no nos ha adaptado". Y como ejemplos ha puesto las posturas físicas que adoptamos en el día a día o la alimentación, "ejemplos perfectos de desajuste entre nuestras programaciones y adaptaciones".

Pero esta medicina evolucionista, como la ciencia en general, aspira a hacer ciencia básica y a responder preguntas básicas, como por qué envejecemos y por qué morimos; "por qué la selección natural no nos ha hecho inmortales cuando ha tenido 4.000 millones de años para hacerlo".

Aún no hay respuesta para esto, ha resumido Arsuaga, quien ha recordado que existen tanto causas externas de muerte como internas.

Sobre las primeras, morir de fuera a dentro, ha mencionado que son accidentes, catástrofes, frío, hambre, patógenos, parásitos: "Muchas de las causas extrínsecas tienen que ver con que vivimos aquí, en Europa, y que competimos con muchas otras especies del ecosistema".

"Pero también se muere de dentro a fuera, y aquí surgen preguntas inquietantes como por ejemplo por qué existen las enfermedades crónicas".

Arsuaga se ha preguntado ¿por qué nos morimos de dentro a fuera? "Una de las posibles respuestas es porque estamos programados para morir; la vejez sería una programación de la vida, el final del desarrollo".

"Eso sería una gran noticia porque si la vejez y la muerte estuvieran programadas las podríamos jaquear (...), pero desgraciadamente no parece que haya un solo mecanismo que explique el envejecimiento, sino muchos".

"Tampoco lo hay para el cáncer; hay muchos tipos de cáncer", ha subrayado Arsuaga, uno de los codirectores de las excavaciones de Atapuerca.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente