PP y Cs protegen la legislatura en Castilla y León de sus pugnas partidistas

Agencia EFE
·2 min de lectura

Valladolid, 6 abr (EFE).- El Gobierno de coalición entre el PP y Cs en Castilla y León agotará la legislatura autonómica, siempre que se cumpla el pacto de gobernabilidad suscrito hace dos años y sin que vayan a interferir en esa relación actual los posibles conflictos a nivel nacional entre ambos partidos, ha asegurado este martes la líder nacional de Cs, Inés Arrimadas.

Tras reunirse en Valladolid durante unos 45 minutos con el presidente de la Junta de Castilla y León y del PP en esa Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, Arrimadas ha defendido que su "prioridad es que se cumplan los acuerdos" y no las "peleas entre los partidos", que deben centrarse en "colaborar" y en la "realidad diaria de las personas".

Mañueco y Arrimadas han coincidido en destacar la solidez del acuerdo de sus partidos en este Ejecutivo autonómico, que ven en su mejor momento, y también en la posibilidad de agotar la legislatura dentro de este gobierno de coalición.

"Está sólido, más fuerte que nunca", ha resumido Arrimadas ante un Mañueco convencido de que este encuentro sirve para "ratificar esa buena salud del pacto" y para expresar la "estabilidad" en esta comunidad, basada en un acuerdo "útil y eficaz para las personas".

En palabras de Arrimadas, si el acuerdo entre el PP y Cs ha sobrevivido en Castilla y León a la pandemia y a la moción de censura "injusta y sin motivo" presentada por el PSOE, tiene "plena confianza" en que agotarán la legislatura coaligados en el Gobierno autonómico.

Ambos dirigentes han destacado que han cumplido sus respectivas palabras dadas, que en el caso de Mañueco le llevaron a asegurar que, pese a lo ocurrido en Murcia y Madrid, él no convocaría elecciones anticipadas en Castilla y León. Y en el caso de Arrimadas, que no presentaría una moción de censura con el PSOE.

Para la dirigente de Cs, los ciudadanos de Castilla y León "se están beneficiando" de que ambos dirigentes tengan "palabra": "Yo le creí, y él me creyó", ha resumido Arrimadas tras explicar lo que hablaron en las horas posteriores a lo ocurrido en Murcia y Madrid.

Tanto Mañueco como Arrimadas han subrayado su cordialidad y su acuerdo respecto a la bondad del acuerdo en Castilla y León, pero la dirigente naranja ha aprovechado para distinguir con lo ocurrido en otros territorios: "En Castilla y León no se ve lo que se ha visto en otros lugares".

"Ha sido un ambiente totalmente cordial; es muy difícil estar incómoda con alguien como el presidente, que es bueno en el trato, es encantador y cercano", ha resumido Arrimadas, a quien posteriormente ha secundado Mañueco por su relación "cordial y fructífera", al poner como "objetivo las personas" y la lucha contra la pandemia y la recuperación económica. "Estamos cumpliendo y se han beneficiado los ciudadanos".

(c) Agencia EFE