Los arrestos y la violencia por publicaciones en internet crecen en el mundo

·2 min de lectura
El número de países donde los internautas sufrieron detenciones o violencia por su actividad digital alcanzó un récord, según el último informe sobre libertades en la red de la ONG Freedom House (AFP/Ye Aung Thu)

El número de países donde los internautas fueron objeto de detenciones y violencia por sus publicaciones alcanzó un récord entre junio de 2020 y mayo de 2021, según un informe difundido el martes.

La ONG estadounidense Freedom House asegura que los derechos digitales recularon a nivel mundial por undécimo año consecutivo y sitúa los cortes de red en Birmania y Bielorrusia como los puntos más impactantes del periodo estudiado.

"Este año, los internautas enfrentaron ataques físicos como represalias a sus actividades en línea en 41 países", indicó el informe, subrayando que es la cifra más alta desde el inicio de este estudio.

La oenegé relata el caso de un periodista mexicano asesinado por haber publicado en Facebook acusaciones de asesinato a una organización criminal, o el de un estudiante de Bangladés hospitalizado por una paliza recibida por sus "actividades antigubernamentales" en la red.

Los autores añaden que en 56 de los 70 países estudiados se produjeron detenciones o condenas de ciudadanos por sus actividades en la red, lo que supone un porcentaje récord.

El informe critica severamente a la junta militar que tomó el poder en Birmania en febrero por cortar el acceso a internet, bloquear las redes sociales y forzar a las empresas tecnológicas a darle datos privados.

La oenegé también informa de cortes en internet durante una elección en Uganda en enero y tras las discutidas presidenciales de Bielorrusia de agosto de 2020, que originaron una protesta masiva luego reprimida.

En total, 20 países bloquearon el acceso a internet de sus ciudadanos en el año estudiado.

Islandia se sitúa en cabeza de la libertad en las redes según esta clasificación, seguida de Estonia y Costa Rica, el primer país que estableció el acceso a internet como derecho fundamental.

En el otro extremo se sitúa China, considerado por el informe como el país menos respetuoso con las libertades digitales y el más represivo contra internautas disidentes.

Los autores del estudio denuncian también la creciente regulación de las empresas tecnológicas por parte de distintos gobiernos para amparar medidas represivas.

Numerosos países elaboran leyes antimonopolísticas para limitar el poder de gigantes como Google, Apple o Facebook, una iniciativa que la oenegé considera justificada.

Sin embargo, critican que países como India o Turquía aprovechen estas leyes para forzar el retiro de contenido que sus dirigentes consideran ofensivo o susceptible de alterar el orden público.

kjl/dho/mch/bt/dbh/dl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente