Una "arrepentida" Ana Julia no para de preguntar por el padre de Gabriel tras cinco días aislada en su celda

Redacción El HuffPost / El HuffPost

La asesina confesa del pequeño Gabriel, Ana Julia Quezada, se encuentra aislada en su celda junto a una presa de confianza, cinco días después de ingresar en la prisión almeriense de El Acebuche.

Según fuentes consultadas por El Programa de Ana Rosa, una arrepentida Ana Julia no para de preguntar por el padre del pequeño Gabriel, por su estado de salud y por cómo se encuentra, ha llamado a su madre a República Dominicana para pedirle dinero y come y cena en su celda. Cabe recordar que, según su abogado, el mayor temor de la mujer era encontrarse con el resto de las internas.

Pincha aquí para ver el vídeo en Telecinco

Asimismo, Ana Julia dispone de una televisión en su celda, por lo que se mantiene informada en todo momento de lo que se dice de ella y del 'caso Gabriel' en el exterior.


Según el citado programa, las funcionarias de la cárcel están muy sorprendidas por la normalidad con la que se comporta Ana Julia, que se dirige a ellas como "cariño mío", "amor mío", lo que ya le ha supuesto que tengan que llamarle la atención por la forma en la que se dirige a ellas.






Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

Sigue leyendo en El HuffPost

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines