Armenia y Azerbaiyán anuncian un tercer cese del fuego

AVET DEMOURIAN
·2 min de lectura
Una columna de humo se eleva tras caer proyectiles disparados por la artillería de Azerbaiyán el sábado 24 de octubre de 2020 durante un enfrentamiento con las fuerzas de Armenia en Stepanakert, en la región separatista de Nagorno-Karabaj. (AP Foto)
Una columna de humo se eleva tras caer proyectiles disparados por la artillería de Azerbaiyán el sábado 24 de octubre de 2020 durante un enfrentamiento con las fuerzas de Armenia en Stepanakert, en la región separatista de Nagorno-Karabaj. (AP Foto)

YEREVAN, Armenia (AP) — Los combates en torno a la región separatista de Nagorno Karabaj continuaban el domingo, pero Armenia y Azerbaiyán reiteraron estar comprometidos con una resolución pacífica de su conflicto de varias décadas y anunciaron que el lunes comenzaría un tercer intento por establecer un cese del fuego luego de cuatro semanas de guerra.

La decisión sobre una tregua que está programada para iniciar a las 8 de la mañana (0400 GMT) del lunes se anunció en un comunicado conjunto de los gobiernos de Estados Unidos, Armenia y Azerbaiyán. Fue dado a conocer luego de dos acuerdos de cese de hostilidades previos negociados por Rusia, incluyendo uno el fin de semana pasado que fracasó inmediatamente y en el que ambas partes se acusaron de haberlo violado.

El acuerdo fue alcanzado luego de un encuentro entre el ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Zohrab Mnatsakanyan, su contraparte de Azerbaiyán Jeyhun Bayramov, y el subsecretario de Estado de Estados Unidos Stephen E. Biegun. Los dos ministros “reafirmaron el compromiso de sus países para implementar y apegarse al cese del fuego humanitario" acordado en los primeros días de este mes, según el documento.

Nagorno Karabaj se encuentra dentro de Azerbaiyán pero ha estado bajo control de fuerzas étnicas armenias, con respaldo del gobierno armenio, desde que concluyó una guerra en 1994. Los combates más recientes, que empezaron el 27 de septiembre, han involucrado artillería pesada, lanzamiento de cohetes y ataques con drones, que han dejado cientos de muertos en la mayor ofensiva entre estos países vecinos del sur del Cáucaso en más de un cuarto de siglo.

Horas antes el domingo, Armenia y Azerbaiyán se culparon mutuamente de violar los acuerdos de paz antes de y durante las últimas cuatro semanas de hostilidades.

El ejército de Nagorno Karabaj acusó a las fuerzas de Azerbaiyán de disparar contra asentamientos civiles en las zonas de Martuni y Askeran el sábado por la noche, e indicó que el domingo en la mañana se llevaron a cabo batallas “en todas direcciones de la línea del frente”. Por su parte, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán acusó a las fuerzas armenias de disparar hacia las regiones de Terter, Agdam y Aghjabedi, en su país.

Este estallido de violencia en Nagorno Karabaj ha continuado a pesar de los constantes llamados a un cese de hostilidades.

Según funcionarios de Nagorno Karabaj, 974 de sus soldados han muerto en los enfrentamientos hasta ahora, así como 37 civiles. Las autoridades de Azerbaiyán no han revelado el número de bajas militares, pero anunciaron que unos 65 civiles han fallecido y otros 300 han resultado heridos en su bando.

___

Los periodistas de The Associated Press Daria Litvinova en Moscú, Aida Sultanova en Londres y Nasser Karimi en Teherán contribuyeron con este despacho.