Arleth Terán y el escándalo que todavía la persigue (y la condena) 25 años después

·5 min de lectura

En septiembre de 1996, los equivalentes a la pareja que hoy conforman Belinda y Christian Nodal, eran el cantautor popular Joan Sebastian y la despampanante actriz Maribel Guardia, quienes eran la pareja del momento —en una era sin redes sociales, y con las revistas semanales como ese pasquín TVNotas y el flamante programa 'Ventaneando' como única fuente de chismes— y estaban por todos lados.

Tuvo así la ocurrencia el productor Emilio Larrosa, de llevarlos como protagonistas en una telenovela de su creación — a saber, el estereotipo de los pobres contra los ricos, melodrama exacerbado, aires populacheros y diálogos absurdos, que eran la rúbrica de sus producciones— que se titularía 'Tú y yo' y sería un producto para el horario nocturno, con un elenco multiestelar que incluía a una muy joven Itatí Cantoral, a la vedette Olga Breeskin como villana principal y a una actriz debutante, de 20 años llamada Arleth Terán.

La ojiverde tamaulipeca había estudiado en el CEA, y había aparecido con papeles pequeños en las telenovelas 'Confidente de secundaria' y 'Agujetas de color de rosa', antes que Larrosa, impresionado por la arrolladora belleza de la chica, la incorporase a su proyecto de lujo, como una villana juvenil, indicándole a los guionistas, que quería que el personaje metiera discordia en la trama del melodrama. Poco se imaginaba Larrosa que su ocurrencia iba a provocar un desastre mediático, la caída de su telenovela, el fracaso de una relación y que sus guionistas echaran espuma por la boca al tener que cambiar toda la historia, para darle un final 'al ahí se va', pegados al aire como estaban, mientras el rating se iba, precisamente, a 'Ventaneando'.

La telenovela arrancó bien, con un rating regular y con el desprecio de los críticos de televisión que consideraban a 'Tú y yo' un producto corrientón, muy inferior a 'Dos mujeres y un camino' o 'El premio mayor' y que carecía por completo de sentido, hasta que en octubre de 1996, a un mes de su estreno, Juan José Origel soltó una bomba en el programa en que compartía bancada con la temible Pati Chapoy, Pedrito Sola y Martha Figueroa (que hoy es su compañera en 'Con permiso'). 

De acuerdo con las fuentes que daban material al salaz conductor, que en ese entonces era el terror de medio mundo (ahora ya es muy blandito, porque acabó convirtiéndose en protagonista de las noticias él mismo, cosa que le restó importancia a su trabajo), Joan Sebastian le estaba poniendo los cuernos a Maribel, con quien acababa de tener un hijo un año y medio antes, con una 'muchacha' aunque no reveló la identidad de la persona involucrada, porque no era conocida en ese momento.

El chisme corrió como el proverbial incendio forestal, y aunque Maribel y Joan trataron de contener el escándalo —estaban grabando de un día para otro—, al día siguiente 'Ventaneando' implicó a Arleth Terán como la 'otra mujer' de marras y como una 'rompehogares'.

Fue a partir de ese momento, que comenzó una cantaleta que ha seguido persiguiendo a la actriz —cuyo talento se ha visto opacado por esto— por décadas, de manera injusta. En su momento, Maribel fue convertida en una mártir mediática, y si bien la separación fue traumática, ella se recuperó encontrando desde 1999 la estabilidad y dicha al lado de su actual pareja, Marco, quien le ayudó a criar a su hijo Julián, si bien Joan Sebastian permaneció en la vida del chico. 

Alguien que hizo un comentario muy desagradable y procaz fue José Manuel Figueroa, el primogénito de Joan Sebastian, que dijo a las cámaras de 'Ventaneando' que ahora "Maribel sabe lo que se siente que le hagan lo mismo que le hizo ella a mi mamá", y la telenovela se derrumbó, ya que Maribel se negó a que sus personajes se reconciliaran en la ficción si no pensaban hacerlo en la vida real.

Pero quien acabó pagando el plato roto no fue Sebastian (que murió de cáncer óseo en 2015) sino Arleth, quien no solo sufrió agresiones de los medios y del público: también fue encasillada por varios años en roles precisamente de villana y devoradora de hombres, cosa que en realidad dista mucho de su verdadera personalidad.

"Fue muy injusto el trato que recibí", declaró en una entrevista para televisión siendo ella misma ya madre de familia y con una vida sentimental estable. "Era una chica muy joven, me sentí deslumbrada. Pero a él nadie lo humilló en medios. Yo me sentí avergonzada y me arrepentí y me disculpé [con Maribel], porque la herí. Se dijeron muchas cosas, que si ella me abofeteó, que si yo la insulté... nada de eso fue verdad. Ella está bien y me alegro. Pero a mí me molesta mucho que siempre me están restregando esa situación. Sí, fue un error, un desliz. ¿Por qué no pueden pasar página? Soy una actriz, tengo una carrera versátil, y soy una mujer y tengo sentimientos y merezco respeto. Porque eso ya fue, porque era muy joven, y a mí todo el mundo me dejó sola, el productor, los compañeros. Nadie me apoyó. Yo fui muy perjudicada. Y no pienso seguir viviendo con la sombra de eso. Porque fue un asunto de dos, y se hizo público, pero el machismo siempre puede más. Y para mí, eso ya se acabó."

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Belinda y Christian Nodal: pillados juntos tras su supuesta ruptura

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente