Arkansas ejecuta al primero de varios condenados a muerte

Composición gráfica del Departamento Correccional de Arkansas con fotos de presos condenados a muerte, elaborada el 17 de marzo de 2017

El estado estadounidense de Arkansas ejecutó el jueves a su primer condenado en una década, a pesar de las críticas por su polémico plan de aplicar la pena de muerte apresuradamente a varios condenados antes de fin de mes.

Ledell Lee fue ejecutado el jueves por la noche, después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazara un recurso de última hora para suspender la medida, informó la fiscal general de Arkansas, Leslie Rutledge.

El preso recibió una inyección de tres drogas, incluida una que ha encendido un debate legal.

En un principio, el gobernador republicano Asa Hutchinson había planificado la ejecución de ocho hombres en un lapso de 11 días, antes de finales de abril, cuando expira uno de los medicamentos (el midazolam) que se utiliza para el cóctel letal.

Sin embargo, los abogados consiguieron la suspensión de cuatro ejecuciones en medio del horror de la opinión pública, que se opone a la pena de muerte, y de numerosas manifestaciones en la capital, Little Rock, en las que participaron el actor Johnny Depp e incluso un juez vinculado a uno de los casos.

Jason McGegee, cuya muerte estaba prevista para el 27, consiguió el 6 de abril un aplazamiento de un mes gracias a un recurso de clemencia. Después, el viernes pasado, el Supremo de Arkansas postergó -sin dar razones- la ejecución de Bruce Ward prevista para el lunes.

El lunes por la noche, después de que Don Davis degustara su llamada 'última cena' y a pocos minutos de su ejecución, una decisión de último minuto del Tribunal Supremo de EEUU le salvó la vida.

Stacey Johnson fue el cuarto preso que consiguió el miércoles un aplazamiento de su ejecución.

No obstante, la fiscalía de Arkansas promete pelear para llevar a la cámara de la muerte a los otros condenados.

Entre las peleas legales que los abogados entablan con cada uno de los condenados, los medicamentos utilizados en la inyección letal también han generado controversia.

Mckesson-Medical-Surgical Inc., distribuidor de Pfizer, había pedido a la justicia que prohibiera el uso de su brumuro de vecuronio para ejecutar a presos. El viernes pasado, un juez falló a su favor y suspendió temporalmente todas las ejecuciones.

Sin embargo, un tribunal de apelaciones levantó después este bloqueo y dio luz verde a la ejecución de los presos con las drogas previstas, lo que selló la suerte de Ledell Lee, el primero de la lista en ser ejecutado.

Esta fue la primera ejecución en Arkansas en una década.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines