Arias-Salgado: "El riesgo para la democracia son los populismos, no otro 23F"

Madrid, 20 feb (EFE).- El presidente de la Fundación Transición Española, el exministro Rafael Arias-Salgado, ve impensable que en España pueda volver a haber un intento de golpe de Estado como el del 23F, pero alerta de que "los populismos que denuncian el régimen del 78" sí representan un "riesgo" para la democracia.

Arias-Salgado, de 79 años, estuvo en el hemiciclo hace 40 años sentado en la bancada azul como ministro de la Presidencia y posteriormente, repitió en el Gobierno de UCD con Leopoldo Calvo Sotelo en Administración Territorial.

En una entrevista con EFE, el que fuera también titular de Fomento con José María Aznar considera que la afirmación del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de que España no es una democracia plena responde a "una actitud política insostenible o simplemente ignorancia".

PREGUNTA.- ¿Cuál es el recuerdo que ha quedado grabado en su mente del 23F?

RESPUESTA.- Cuando vi entrar a los guardias civiles, mi primera impresión fue la de una escena de una zarzuela, de un acto de opereta. Con ese aspecto y esa actitud, sonaba como algo ridículo, pero enseguida se produjeron los disparos de metralleta y adquirí la percepción de que iban en serio y estaban dispuestos a todo con tal de que su operación saliese triunfante.

P.- ¿Pensó que el golpe podía prosperar?

R.- En un principio, la preocupación fue la principal característica psicológica. A medida que pasaba el tiempo, se podía intuir que el golpe estaba fracasando. Ya en los últimos momentos, empezamos todos a relajarnos en cierto modo porque el paso del tiempo no operaba en favor de una opinión que supusiera que el golpe había triunfado.

P.- Pasados 40 años, ¿qué percepción tiene la sociedad española de aquel acontecimiento histórico?

R.- Sigue presente en la memoria y pone de relieve la necesidad permanente de defender la Constitución y el sistema democrático. La democracia tiene vulnerabilidades, por lo que hay que actuar siempre para que se asiente de manera permanente y sin riesgo de ser atacada o de desaparecer.

P.- ¿Y la de las generaciones que no lo vivieron?

R.- Los jóvenes tienen un desconocimiento cuasi universal sobre el proceso de Transición, sobre la Constitución, sobre los riesgos que corrió el proceso constituyente y sobre lo que supone en España una monarquía parlamentaria. Hay un déficit de conocimiento de nuestro sistema educativo.

P.- ¿Falta calidad democrática en España, como asegura Pablo Iglesias?

R.- La democracia es un régimen político que siempre hay que cuidar con mucho esmero y atención porque siempre corre riesgo. Tiene sus fragilidades y por eso hay que protegerla. El que desde la Vicepresidencia segunda del Gobierno se ponga en cuestión el carácter democrático de la Constitución es una actitud política insostenible o simplemente ignorancia.

P.- ¿Hay riesgo de golpismo en España?

R.- Está absolutamente descartado. No creo que haya el más mínimo riesgo por parte de las Fuerzas Armadas. El único riesgo perceptible que tiene hoy la democracia española son los populismos que denuncian el régimen del 78. Es el riesgo que hay que poner de relieve y combatirlo con las ideas y con los votos.

P.- ¿Qué sentimiento le suscita el que Juan Carlos I esté fuera de España 40 años después del golpe?

R.- El 23F legitimó la conducta del rey Juan Carlos en la defensa de la democracia y en el parón del golpe. De él sólo tendré presente su acción política, su gestión institucional, el que fue un motor del cambio y la instauración en España de un régimen democrático. Pasará a la historia por eso. Lo demás, cada uno es libre de juzgarlo, pero no estará en los libros de historia.

(c) Agencia EFE