Argentinos quieren aprovechar el dólar blue pero faltan autos en agencias: ¿habrá stock?

Guillermina Fossati

Argentinos quieren aprovechar el dólar blue pero faltan autos en agencias. Y esto disparó la ansiedad de los potenciales compradores. ¿Volverá a haber stock? 

Un largo recorrido por los concesionarios consultando sobre diferentes autos dejó el resultado menos pensado: la mayoría de las marcas y modelos están quedando sin inventario, y ya alertan que habrá que esperar unos meses para conseguir el auto que uno buscaba.

La "fiebre" por los 0km comenzó tras la segunda etapa de la cuarentena, cuando reabrió el registro automotor, cerrado desde el 20 de marzo pasado a lo largo de un mes. Fue entonces cuando muchos compradores empezaron a ver la diferencia de precios entre de los autos con pesos o con dólar blue, sumado a las grandes ofertas y financiación que ofrecieron las marcas para reactivar el mercado.

Ahora, tras el cierre de mayo con un crecimiento en ventas por encima del 300%, llamamos para consultar por diferentes modelos a varios puntos de ventas y, en la mayoría de los casos, la respuesta fue: "no queda nada en stock, y los próximos barcos llegan en julio".

Especulación porque no quieren vender sin saber a qué precio podrán reponer el auto, o realidad, vaya uno a saber.

Hay que esperar 90 días por el Toyota Corolla.

Hay que esperar 90 días por el Toyota Corolla.

Lo cierto es que desde una Renault Duster Oroch, un Toyota Corolla hasta un Peugeot 3008, es decir modelos variados y de precios bien diferentes, tienen una demora que puede llegar a 90 días.

Búsqueda sin resultado.

Fueron varios los salones recorridos a modo de clientes interesados. "Estoy buscando una Renault Duster Orock publicada en Mercado Libre"; fue el pedido realizado a un punto de venta.

"Se vendió", la respuesta. "Y no vamos a tener hasta julio aproximadamente". Cortante, sin ofrecer otro vehículo, el vendedor solo dijo que no hay muchas opciones para comprar y que seguirá así por ahora, casi invitándonos a retirarnos.

El único interesado fue el vendedor de planes de ahorro, pero no es el mejor momento para comprar con un sistema que indexa precios por inflación.

El segundo caso llamativo fue para comprar un Peugeot 3008, en efectivo, un auto que arranca en los 3 millones de pesos y supera los $4 millones en su versión más equipada. "Solo quedan dos unidades. Hay que apurarse porque te lo sacan de las manos"; aclaró el vendedor.

La última experiencia fue consultar para entregar un usado y comprar un 0km, pero lejos de mostrar interés por cerrar la operación, ni siquiera tuvieron tiempo de cotizar el usado. La compra-venta quedó "en la nada".

Stock en baja

Toda esta situación muestra que, después de un 2019 donde sobrabra el stock, ahora está en baja.

Para los concesionarios, el problema es que se torna cada vez más difícil proyectar y hacer pedidos en un escenario lleno de incertidumbres.

"El año tuvo tantos vaivenes que, más allá de las ventas que se aceleraron en las últimas semanas, los pedidos de nuevos 0km eran para un mercado de 450.000 autos; con la pandemia se redujo hasta pensar en 200.000 autos en todo 2020; y ahora ya se piensan en unas 280.000 unidades. Así es difícil armarse de un stock", comentó un gerente de Ventas.

De sobrar el stock, las concesionarias están quedando sin autos.

De sobrar el stock, las concesionarias están quedando sin autos.

Como los pedidos se realizan con 3 meses de anticipación, ahora hay que esperar el próximo ingreso de barcos para que se activen las ventas.

Por otro lado, el furor por aprovechar el dólar blue, está haciendo que mucha gente quiera invertir en un 0km ante la incertidumbre sobre el precio de los autos en unos meses más.

"Hay más movimiento, se está viendo gente interesada en hacer operaciones, el problema es que no todas las personas pueden circular, especialmente en la Ciudad de Buenos Aires y el AMBA, entonces la reactivación se ve más en el interior del país", explicó Alberto Príncipe, presidente de la Cámara de Comercio Automotor.

En este sentido reconoció que hay movimiento en el sector de usados pero que todavía falta más claridad para que la gente se anime a invertir.

Incentivos, crédito y financiación

Otro dato importante para tener en cuenta, es que todo el sistema de compraventa de autos se está reactivando con diferentes ofertas de las marcas, pero a partir del segundo semestre el gobierno junto con ACARA, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina, analizan lanzar opciones para la compra-venta de autos con subsidios, a tasa cero, y con ventajas para el comprador.

"Hemos presentado un completo plan de estímulo para la actividad que el Gobierno está analizando. Junto al gremio y a las terminales estamos en permanente estado de comunicación para que llegado el momento le podamos dar curso, y para que todos los integrantes de la cadena podamos volver a tener cierta viabilidad. Sólo en el sector concesionario más de 75.000 familias dependen de ello", dijo el secretario General de ACARA, Ruben Beato.

En el caso de los usados, Alberto Príncipe, presidente de la CCA, quien sigue la venta de usados, dijo que "Estamos en tratativas con varias entidades bancarias de primer nivel, para lograr créditos accesibles para nuestro mercado. Todos están viendo que hay una gran oportunidad comercial en la franja de autos usados, por eso quieren apuntalar y ayudar para que nuestras empresas tengan una financiación a la medida de cada operación".

Por otro lado agregó: "Las visitas a nuestros locales es muy poca en el AMBA, no así en el interior de Argentina. La gente consulta por las plataformas tradicionales de Internet, correo electrónico o WhatsApp"..

Trabas para importar

Más allá de la demanda y la falta de autos, otro problema que preocupa a los importadores de autos es una nueva medida del Banco Central, que podría trabar los ingresos.

La medida indica que se resolvió vedar el acceso al mercado cambiario oficial a las empresas que cuenten "con activos líquidos originados en la formación de activos externos.

El directorio de la entidad monetaria dispuso que las empresas deberán disponer "primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior" (básicamente, pago de importaciones y otros compromisos) antes de volver a tener derecho a comprar las divisas en la plaza local. El organismo además extendió a 90 días previos y posteriores la restricción "para realizar operaciones de compra venta de títulos públicos en moneda local con liquidación en divisas para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambios".

Esto complica a las marcas, especialmente a las importadoras, muchas de ellas del segmento de gama media o premium.

De esta forma, hay dos trabas a superar: poder acceder a los dólares y lograr que los autos no queden afectado por el impuesto interno, ya que la última actualización fue tan baja que hoy, cualquier auto que supere el $1.900.000, tendrá que pagar un 25% más en el valor del vehículos por el gravamen. Así quedan alcanzados diferentes modelos, desde uno mediano como un Volkswagen Vento o Ford Mondeo, hasta uno de marca Premium.

Para los importadores, el ajuste de 4,9% a la base mínima imponible es considerado insuficiente teniendo en cuenta que los precios subieron por arriba de ese porcentaje (7% entre enero abril promedio )y la devaluación también fue superior. Ahora, cualquier modelo que supere los u$s27.100 a valor dólar oficial estará alcanzado por la medida.

Los más vendidos

En este escenario de incertidumbre, hay modelos que son más buscados que otros, y la demanda ahí crea huecos más profundos de falta de vehículos, ya sean 0km o usados.

Toyota Hilux, la más vendida en 0km y la más buscada en usados.

Toyota Hilux, la más vendida en 0km y la más buscada en usados.

Hacemos un repaso de los 0km más vendidos de junio. Estos fueron:

  1. Toyota HILUX 1016
  2. Chevrolet ONIX 998
  3. Volkswagen GOL TREND 937
  4. Ford RANGER 831
  5. Volkswagen AMAROK 784
  6. Renault KWID 727
  7. Peugeot 208 710
  8. Fiat TORO 673
  9. Renault KANGOO II 663
  10. Ford KA 589

En el caso de los usados, el ranking es el siguiente:

  1. VW Gol y Trend: 5.267
  2. Chevrolet Corsa y Classic: 2.895
  3. Toyota Hilux: 2.510
  4. Renault Clio: 2.021
  5. Ford Fiesta: 1.804
  6. Ford Ranger: 1.751
  7. Ford F-100: 1.734
  8. Fiat Palio: 1.639
  9. Ford Focus: 1.544
  10. Renault Kangoo: 1.482

Encontrar hoy alguno de estos modelos es tarea difícil, aunque en general, hay falta de autos en todos los segmentos. Las pick ups, modelos chicos populares y medianos masivos, son los que más problemas tienen. Además, en la alta gama, se aceleran lanzamientos para aprovechar la fiebre por el dólar blue, pero en muchos casos, ya no tienen stock y se están perdiendo la oportunidad.