El ataque a la AMIA, 27 años sin condenas pero marcando la política argentina

Buenos Aires, 16 jul (EFE).- Un año más, y ya van 27, Argentina ha conmemorado un nuevo aniversario del peor atentado terrorista de su historia, que destrozó la sede de la mutua judía AMIA, dejó 85 muertos y que, pese haber sido objeto de investigaciones de diversa índole, sigue impune pero impactando en la vida política y judicial.

"Desde su inicio, esta causa tuvo una marcada orientación a intervenir o a ser usado un drama como este en la política interna y también en la internacional", dijo este viernes la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), actual vicepresidenta, que está acusada de haber tratado de encubrir a los sospechosos iraníes del ataque mediante la firma de un memorándum con Irán en 2013.

El mismo día en que gran parte de la comunidad judía homenajeó en un acto a las víctimas del ataque, que se produjo el 18 de julio de 1994, la líder del peronismo kirchnerista compareció en una audiencia virtual convocada por el tribunal encargado de la causa en la que está procesada junto a otros exfuncionarios de su Gobierno.

Un caso que pidió declarar nulo y que definió como un "disparate judicial, institucional y político", así como parte del "manejo político" del que volvió a acusar al Gobierno de su sucesor y adversario, Mauricio Macri (2015-2019), al que responsabilizó de las causas en que está procesada debido a que tomó el "control" del Poder Judicial "para usarlo como instrumento de persecución a sus opositores".

EL FISCAL NISMAN

La acusación contra Fernández se remonta a enero de 2015, cuando el fiscal Alberto Nisman, que investigaba el atentado a la mutua, denunció que la entonces presidenta y varios de sus colaboradores intentaron presuntamente encubrir a los sospechosos iraníes del ataque -atribuido en Argentina a Irán y al partido chií libanés Hizbulá- con la firma de un memorándum con el país persa en 2013.

"Este acuerdo tenía un único objetivo: lograr que los acusados de haber sido los autores ideológicos del atentado contra la mutual israelita pudieran ser indagados por el juez, porque sin indagatoria no había posibilidades de procesamiento y mucho menos de juicio", señaló, y recordó que ese memorándum fue sancionado en el Congreso pero no entró en vigor porque el parlamento iraní no lo aprobó.

Nisman apareció muerto, en circunstancias que aún se investigan, cuatro días después de presentar su denuncia.

En su discurso en la audiencia, convocada para estudiar los pedidos de nulidad de la causa, la expresidenta se refirió a una supuesta presión de los llamados 'fondos buitre', porción de acreedores -el 7 % del total, según Fernández- que no aceptaron las reestructuraciones de deuda argentina de 2005 y 2010 y con los que el Gobierno de Macri llegó a un acuerdo de pago al alcanzar el poder.

"Los fondos buitres hacían campaña en todo el planeta, en los diarios, con el memorándum de entendimiento con la República Islámica de Irán (...) Me quisieron doblar la mano durante años para que les pagara cualquier cosa y me negué a pagarles cualquier cosa", expresó la exmandataria, al borde del llanto.

En su opinión, la causa por el memorándum y otras en las que está imputada responden a un plan "armado" para denostarla a ella y sus compañeros políticos: "Y que el pueblo argentino pueda entregarse débilmente a lo que siempre hicieron desde afuera: dominarnos a través de la deuda", aseveró.

EMOTIVO HOMENAJE

A las 9.53 de la mañana, hora en la que detonó la bomba ante la sede en Buenos Aires de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, familias y allegados a los fallecidos participaron del homenaje anual en su memoria, dos días antes cumplirse 27 años y por segunda vez de forma virtual por la pandemia.

"Desde el 18 de julio de 1994, cuando la bomba terminó brutalmente con la vida de 85 personas, bregamos para que los responsables materiales e intelectuales de la masacre sean sometidos a proceso judicial y cumplan condena efectiva por el delito de lesa humanidad que cometieron", remarcó el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum.

Además de lamentar que aún no haya responsables condenados, el titular de la mutualista subrayó el dolor por "la inoperancia y la indiferencia de los poderes del Estado".

El hecho de que la audiencia judicial se realizara el mismo día del homenaje a las víctimas no estuvo exento de polémica: "Es terriblemente doloroso que este día se haga un alegato que tiene que ver con la causa AMIA", dijo el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, Jorge Knoblovits, en declaraciones radiales.

Ya el miércoles pasado el presidente argentino, Alberto Fernández, recibió a las autoridades de la AMIA, encuentro durante el cual se descubrió una placa para recordar a las víctimas, mantener viva la memoria y reclamar justicia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente