Argentina registra 9.608 nuevos casos de coronavirus

Agencia EFE
·2 min de lectura

Buenos Aires, 20 nov (EFE).- Argentina registró este viernes 9.608 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2, con lo que el número total de contagios se elevó a 1.359.042, mientras que las muertes ascendieron a 36.790, tras ser confirmados 261 fallecimientos en las últimas 24 horas.

El número de casos conocidos este viernes marca un descenso respecto a los registrados este jueves, cuando se notificaron 10.097 contagios.

De acuerdo con el informe diario que difunde el Ministerio de Salud argentino, la provincia de Buenos Aires permanece como el distrito con más casos confirmados hasta el momento (602.122, de los cuales 2.305 fueron notificados este viernes), seguida por la capital del país, con 155.869 contagios confirmados, 410 de ellos reportados este viernes.

En tercer lugar se sitúa la central provincia de Santa Fe, con un total de 136.009 positivos, 1.757 notificados este viernes.

Por otra parte, según informaron fuentes oficiales, hay 1.177.819 pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que 4.187 personas con diagnóstico confirmado de la covid-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 57,6 % a nivel nacional, pero del 60,7 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina se ha realizado un total de 3,62 millones de test para detectar el virus, con una tasa de 79.840 pruebas por cada millón de habitantes.

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció el pasado 6 de noviembre la continuidad, en principio hasta el próximo día 29, de las medidas sanitarias adoptadas desde el 20 de marzo para hacer frente a la pandemia, aunque introdujo cambios en cuanto a la calificación sanitaria de algunas zonas del país.

El cambio más destacado se ha dado en la región de Buenos Aires y su cordón urbano, que concentra a 15,4 millones de habitantes y que es el área con mayor número de casos de todo el país, pero que en las últimas semanas comenzó a desacelerar la curva de contagios.

La región metropolitana de Buenos Aires se encontraba bajo la categoría de aislamiento social preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo y desde el 6 de noviembre ha pasado a estar bajo la categoría de distanciamiento social preventivo y obligatorio, lo que habilita a reanudar varias actividades, aunque manteniendo los protocolos de prevención.

El Gobierno decidió que otras diez zonas del país, donde la tasa de contagios está estable o en crecimiento, permanezcan bajo la categoría de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Los positivos habían llegado en Argentina a un récord diario de 18.326 el pasado 21 de octubre pasado.

(c) Agencia EFE