La gestión de vacunas genera polémica entre el Gobierno y la oposición en Argentina

·4 min de lectura

Buenos Aires, 3 jun (EFE).- La dificultad para adquirir vacunas contra la covid-19, en especial la fallida negociación de Argentina con el laboratorio Pfizer y la demora en la llegada de las dosis, pese a los contratos firmados, es parte de una polémica entre oficialismo y oposición, que este jueves se plasmó en una sesión especial en el Senado.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, acusó este jueves en el Senado a la oposición de buscar rédito político y de tener “una obsesión” con Pfizer.

Los cuestionamientos de la oposición sobre las razones por las cuales el Gobierno no adquiere las vacunas de Pfizer se recalentaron esta semana luego de que el representante del mecanismo Covax para Argentina, Santiago Cornejo, dijera que el país no había requerido vacunas de ese laboratorio en el marco del “modelo opcional” que firmó con ese fondo.

Un pedido de aclaración de Argentina a Cornejo derivó en que no haber hecho uso de esa opción se debe a las mismas razones por las que el país no puede firmar un acuerdo bilateral con Pfizer.

Pero el enfrentamiento con la oposición ya estaba desatado.

“Parecen visitadores médicos”, dijo Cafiero a los senadores en la sesión informativa, y los acusó de tomar a Pfizer “casi como una bandera”.

DOS PROBLEMAS CON PFIZER

Argentina no pudo cerrar un contrato con Pfizer, pese a que aprobó una ley con condiciones normativas exigidas por el laboratorio y el país fue sede de un ensayo de la fase 3, en tanto la oposición compara al país con los vecinos que sí adquirieron esa vacuna.

Cafiero informó al Senado que hubo “dos problemas” con la compañía estadounidense: uno que tenía que ver con “el planteo de excluir la negligencia” en un artículo de la ley aprobada y “los criterios para la aceptación de la garantía con contragarantía de ejecución en el exterior”.

En tanto, negó que el Gobierno rechazara 14 millones de dosis por haber permitido los ensayos en el país el año pasado: “No hay ninguna correlación”.

Cuestionó el porcentaje de cumplimiento de Pfizer en el resto de los países de América latina.

Y destacó que en abril el Gobierno retomó las negociaciones con Pfizer.

MÍNIMO ACUERDO CON COVAX

Cafiero también informó que en el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud se optó por la opción menor, que es cubrir el 10 % de la población, con la adquisición de unas 9 millones de dosis, en vez del 20 %.

La razón es que se “tendrían que haber anticipado” más de 60 millones de dólares y era “un contrato que no ofrecía, en ese momento, ninguna garantía respecto del plazo de entrega”.

En cambio, señaló que Argentina “se volcó principalmente” a “una estrategia más agresiva bilateral con los laboratorios”.

OPOSICIÓN

“La Argentina perdió la oportunidad de contar con millones de dosis al no haber concretado el acuerdo con Pfizer. Y por el mecanismo Covax, haber comprado la mínima cantidad de vacunas”, insistió el senador opositor de la UCR Mario Fiad.

La oposición también cuestiona que se haya anticipado el pago de más de la mitad del contrato con AstraZeneca -cuyo principio activo se produce en Argentina y se empaca en México- que se anunció en agosto del año pasado y recién a fines del mes pasado comenzaron a llegar las primeras dosis.

Y la líder del Pro, Patricia Bullrich, acusó al Gobierno de buscar colocar un intermediario en el contrato con Pfizer para obtener “un retorno”, a lo que el presidente, Alberto Fernández, respondió con una demanda judicial por difamación.

Como solución, un grupo de diputados de la oposición presentó esta semana un proyecto de ley para modificar la palabra "negligencia" de la ley que hoy impide el contrato con Pfizer.

“Si avanza, van a avanzar en la negociación con Pfizer o van a tener los dólares guardados para comprar vacunas”, le preguntó Laura Rodríguez Machado, senadora del opositor Frente Pro, a Cafiero.

MAS NEGOCIACIONES Y VACUNAS

La oposición se monta sobre un ritmo de vacunación lento - ya que con unos 45 millones de habitantes, se han aplicado 13,27 millones de dosis, pero 2,95 millones de personas fueron inoculadas con la segunda dosis-, mientras el país atraviesa la segunda ola -y acumula 3,88 millones de casos y 79.873 muertos desde el inicio de la pandemia-.

En las últimas semanas la llegada de vacunas tomó ritmo, y este jueves llegaron al país 818.150 dosis del componente 1 de la Sputnik V, con lo que Argentina acumula 18.450.150 dosis de diversos proveedores, según fuentes oficiales: la vacuna rusa, Sinopharm, Covishield, Covax y AstraZeneca.

“La voluntad del Gobierno es negociar con todos los laboratorios y recibir vacunas de todos los laboratorios, incluido Pfizer”, dijo Cafiero.

(c) Agencia EFE