Argentina lanza norma para disuadir a turistas de vender sus dólares en el mercado informal

El Gobierno argentino puso en vigencia este viernes 4 de octubre de 2022 un incentivo cambiario para promover que turistas extranjeros hagan sus gastos con tarjeta débito o crédito y así aumentar el ingreso de divisas, en momentos en que necesita incrementar sus reservas monetarias.

Llegar a Argentina cargado de dólares en efectivo ha sido, por años, una práctica común entre turistas, deseosos de recibir un mejor pago por la divisa en el mercado informal, cuyo cambio es sustancialmente mayor al oficial. Pero el Gobierno quiere, sino acabarla, al menos reducirla.

A partir de ahora, el Banco Central ya no obligará a las empresas de tarjetas de crédito a liquidar los gastos de los extranjeros al tipo de cambio oficial, sino por medio del mercado financiero a un tipo de cambio mucho más conveniente.

Los argentinos que paguen con una tarjeta del exterior adquieren el mismo beneficio, aclaró el Ejecutivo.

¿Cómo funciona el nuevo tipo de cambio?

“Los turistas consumen con la tarjeta; la tarjeta convierte ese gasto al tipo de cambio fijado para los turistas del exterior; los turistas pagan en dólares a las tarjetas y las tarjeteras venden esos dólares en Argentina a través del mercado financiero y luego le pagan en pesos a los comercios o servicios”, explicó el Gobierno.

En la práctica, los turistas que hagan cualquier tipo de gasto con tarjeta de crédito o débito emitida por un banco extranjero pagarán sus consumos facturados a la cotización del denominado "dólar MEP", que cotiza en alrededor de 290 pesos por unidad.

Bajo el anterior régimen, debían pagar a un tipo de cambio oficial de 164 pesos. El peso argentino es el más devaluado de la región en lo que va corrido del año, con una caída del 34,8% frente al dólar estadounidense.

Una medida para acumular dólares en un país escaso de divisas

Con el nuevo sistema, el Banco Central espera que los turistas se eviten la incomodidad de viajar a Argentina con billetes y los riesgos de acudir al mercado cambiario informal. Pero también acumular más reservas en un momento de escasez.

Según cálculos oficiales, en 2019, antes de la irrupción de la pandemia y con flujo de turistas normal, ingresaban a Argentina entre 200 millones de dólares y 250 millones de dólares por mes, derivados de los gastos de los turistas extranjeros con tarjetas.

Ese promedio es ahora de unos 30 millones de dólares anuales, como lo explica Natalio Cosoy, corresponsal de France 24 en Buenos Aires.

El Gobierno calcula que, en lo que va corrido de 2023, los turistas extranjeros han hecho gastos en el país por unos 2.500 millones de dólares, de los cuales solo el 15% ingresó a las reservas del Banco Central. De acuerdo con cálculos oficiales, en los últimos dos meses de este año pueden ingresar 1.100 millones de dólares por esa vía.

Con EFE y medios locales