Argentina y el IICA coinciden en que la cooperación agrícola debe ser social

·2 min de lectura

San José, 10 may (EFE).- Argentina y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) coincidieron este martes en que la cooperación debe concentrarse en lo social y romper paradigmas en América Latina y el Caribe.

"La cooperación era concebida como una disciplina de expertos, pero hoy sabemos que es sobre todo una cuestión social. Los proyectos deben diseñarse de abajo hacia arriba y no al revés, como era el paradigma clásico de la cooperación”, dijo durante una visita al IICA, el subsecretario de Asuntos de América Latina y el Caribe de la Cancillería argentina, Gustavo Martínez Pandiani.

El funcionario argentino afirmó que en la actualidad "lo primero que un experto en cooperación debe hacer no es afirmar, sino preguntar y aprender a escuchar" e ir dejando atrás "el modelo clásico de cooperación de un mundo que ha dejado de existir".

Martínez visitó la sede del IICA en Costa Rica y se reunió con el director general del instituto, Manuel Otero, para abordar temas como el desarrollo agrícola y el bienestar rural en las Américas.

Ambos funcionarios expresaron el compromiso de Argentina y el IICA de trabajar de forma articulada junto con otros gobiernos, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil para incrementar la cooperación con los países más vulnerables.

En 2021, las dos partes sellaron un nuevo acuerdo por el cual se está brindando asistencia técnica conjunta a países de Centroamérica y el Caribe en distintas áreas vinculadas al desarrollo de la capacidad productiva del sector agrícola y el mejoramiento de la vida rural.

Martínez y Otero también coincidieron en que en el contexto actual marcado por la pandemia de Covid-19, la guerra en Ucrania y la amenaza del cambio climático, se abre también una oportunidad para la región latinoamericana debido a su contribución a la seguridad alimentaria global y a su gran riqueza en recursos naturales.

Otero reforzó la importancia de una cooperación técnica centrada en lo social, donde el proceso de construcción y desarrollo de los proyectos sea tan importante como los productos finales.

“El secreto de la nueva cooperación es hacer las preguntas correctas para empoderar a los países que quieren ser protagonistas de su propio desarrollo. Desde el IICA decimos que en este cambio de época hace falta que desde nuestro continente miremos al mundo, seamos impulsores de la acción colectiva y articulemos el esfuerzo de los sectores público, privado, universidades y organizaciones de la sociedad civil”, apuntó Otero.

El director general del IICA alertó de que "hay 16,5 millones de agricultores en la región que tienen que ser empoderados” y afirmó que el futuro de la agricultura debe construirse con un papel central de la ciencia y la innovación; el protagonismo de mujeres y los jóvenes; el apuntalamiento del comercio y la alianza indestructible con el ambiente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente