Argentina no cambiará propuesta de canje sin una contraoferta de acreedores

Buenos Aires, 12 may (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó este martes que su Gobierno no cambiará su propuesta de canje de bonos de ley extranjera por 66.239 millones de dólares si antes los acreedores privados no le presentan una contraoferta.

"Seguimos dialogando y negociando, pero, por favor, hagan una contraoferta y veremos de qué se trata. Mientras no haya contraoferta, no va haber una modificación de nuestra oferta", dijo el jefe de Estado en una entrevista radial.

Fernández aseveró que desde que Argentina presentó su propuesta, hace casi un mes, "lo que hay hasta ahora es silencio".

Los acreedores privados tenían plazo hasta el pasado viernes para dar su consentimiento a la propuesta de reestructuración, pero, ante el bajó nivel de adhesión, el Gobierno de Fernández prorrogó el plazo hasta el 22 de mayo.

Grandes fondos de inversión acreedores de Argentina rechazaron de plano la oferta y exigen que sea mejorada.

"Nosotros hemos hecho una oferta. Ésa es la oferta que podemos hacer. Si hay una contraoferta, cuéntenmela porque no la conozco. Y si veo que hay una contraoferta razonable, no tengo ningún empacho (problema) en verla", dijo Fernández a Radio Rivadavia, de Buenos Aires.

GANAR MENOS

Según Fernández, la oferta realizada por Argentina no implica una "pérdida" para los acreedores sino que ellos "ganen menos".

La propuesta incluye un período de gracia de tres años, es decir, empezar a pagar recién en 2023, con un tasa inicial del 0,5 %, que se incrementaría paulatinamente hasta un interés promedio del 2,33 % y una tasa máxima de 4,875 %.

También implica una quita del 5,4 % sobre el stock adeudado y del 62 % sobre los intereses.

Según el mandatario, los acreedores "deberían estar tranquilos" porque lo que Argentina ofrece es lo que va a poder cumplir, "que es lo que debería preocuparles".

Por otra parte, reiteró que su Gobierno no quiere que el país caiga nuevamente en cese de pagos.

"El deseo es no defaultear (caer en cese de pagos). La decisión es comprometerse en la medida de lo que Argentina pueda pagar", sostuvo.

EL "SENTIDO COMÚN" DEL FMI

En tanto, el jefe de Estado volvió a elogiar a la actual conducción del Fondo Monetario Internacional (FMI), liderado por Kristalina Georgieva.

Fernández reconoció que ha sido "muy crítico" del organismo pero sostuvo que ahora su conducción es "técnica y razonable".

"O sea, no son dogmáticos. Son gente que lee con sentido común la economía y, a partir de allí, verifica lo posible y lo no posible", señaló.

La directora gerente del FMI dijo este martes que ve en Argentina a un Gobierno que "quiere hacer lo correcto" y reiteró su "interés" en apoyar al país suramericano a la hora de encarar su problema de sostenibilidad de deuda.

"Valoro mucho esas expresiones de la directora ejecutiva del Fondo porque creo que, efectivamente, nosotros hemos tomado con seriedad el tema y lo que el Fondo le está pidiendo a los acreedores es que presten atención porque el Gobierno argentino está trabajando seriamente", afirmó Fernández.

(c) Agencia EFE