Argentina: detienen a un hombre armado por intentar atacar a Cristina Fernández

·4 min de lectura
© AFP - Luis Robayo

El individuo fue neutralizado a metros de la vicepresidenta mientras esta se disponía a saludar a sus seguidores tras intentar detonar un arma de fuego. Las investigaciones apuntaron a que el arma estaba cargada con cinco balas, pero que por algún motivo todavía desconocido no se efectuaron los disparos. El presidente argentino, Alberto Fernández, se dirigió a la nación para condenar el intento de magnicidio y pedir concordia y el final del odio en un país muy polarizado políticamente.

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kichner, fue víctima de un intento de magnicidio. Un hombre de 35 años que ya ha sido detenido apunto a la líder peronista con un arma de fuego, que después se supo que estaba cargada con cinco balas, que finalmente no pudo disparar. Un episodio que ha conmocionado el panorama político argentino y ha desatado una oleada de reacciones.

En las imágenes difundidas se puede apreciar como la escolta de la vicepresidenta detuvo al sujeto, que al parecer es de nacionalidad brasileña. En un momento del forcejeo, Cristina Fernández de Kirchner se agacha, mientras se inmovilizaba al sospechoso.

En declaraciones a la televisión nacional, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dio a conocer que el arma ya estaba en poder de las autoridades y que el sospechoso fue detenido.

"Ahora tiene que ser analizada la situación por nuestra gente de Científica para evaluar las huellas y la capacidad y la disposición que tenía esta persona", puntualizó a la cadena C5N.

Alberto Fernández habló en cadena nacional y condenó el intentó de magnicidio

El presidente argentino Alberto Fernández calificó el hecho como “el más grave que haya sucedido desde que hemos recuperado nuestra democracia”.

“Cristina permanece con vida, porque por una razón, todavía no confirmada técnicamente, el arma, cargada con cinco balas, no se disparó”. Más adelante afirmó que “este atentado afecta a toda la nación”.

Convocó a los argentinos, a todos los sectores políticos y a los medios a rechazar cualquier acto de violencia.

"Estamos obligados a recuperar la convivencia democrática que se ha quebrado por el discurso del odio que se ha esparcido desde diferentes espacios políticos, prosiguió.

La nación argentina está viviendo semanas de alta polarización política con motivo de la crisis inflacionaria y económica que azota hace años y los desencuentros entre gobierno y oposición y dentro del mismo gobierno. Polémicas que han enfrentado al mismo Alberto Fernández con su vicepresidenta.

“Podemos tener profundos desacuerdos”, dijo refiriéndose a su relación con Cristina, “pero en una sociedad democrática, los discursos que promueven el odio no pueden tener lugar porque engendran violencia, y no hay posibilidad de que la violencia conviva con la democracia”, concluyó.

El mandatario finalizó su intervención reafirmando estar dispuesto a declarar este viernes feriado nacional, “para que en paz y armonía el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, la democracia y en solidaridad con la vicepresidenta”.

Reacciones internacionales y nacionales a los sucedido

Disímiles reacciones se han generado al momento de conocerse la noticia. Presidentes y exmandatarios latinoamericanos han condenado el hecho.

En Twitter, los presidentes de Cuba y Venezuela mostraron su solidaridad con la mandataria. Palabras como “repudio” y “consternación” se podían leer en los mensajes de los jefes de Estado.

También, Lula da Silva, candidato a las presidenciales en Brasil y el expresidente de Bolivia Evo Morales reaccionaron.

A las reacciones se sumó la de Sergio Massa, el recién nombrado ministro de Economía y antiguo enemigo político de la vicepresidenta.

“Cuando el odio y la violencia se imponen sobre el debate y las ideas, destruyen a las sociedades y se generan situaciones como la de hoy”, apuntó el ministro.

Aunque a nivel nacional quizá la más importante fue la del expresidente Mauricio Macri que expresó en Twitter su "repudio absoluto al ataque sufrido por Cristina Kirchner que, afortunadamente, no ha tenido consecuencias para la vicepresidenta. Este gravísimo hecho exige un inmediato y profundo esclarecimiento por parte de la justicia y las fuerzas de seguridad".

Durante las últimas semanas la vicepresidenta de la nación austral ha sido protagonista de la política nacional tras el pedido de la Fiscalía de 12 años de prisión en su contra por supuestos actos de corrupción. Una cuestión que ha hecho que miles de sus seguidores se hayan congregado durante días anteriores frente a su vivienda para mostrar apoyo a la líder peronista.

Con EFE y medios locales