Argentina alcanzó la inflación que esperaba para todo el 2022; aumentan las protestas

·5 min de lectura

Miles de argentinos protestaron este jueves en las calles de Buenos Aires contra la pobreza y el desempleo, exigiendo al Gobierno de Alberto Fernández que aumente la ayuda estatal para que los ciudadanos de los sectores más empobrecidos puedan enfrentar la inflación, que durante el primer semestre del año alcanzó las cifras proyectadas para todo el 2022.

Una de las principales calles de Buenos Aires, la Avenida 9 de mayo, fue utilizada por los manifestantes para movilizarse hasta la sede del Ejecutivo, la Casa Rosada, donde se apostaron levantando pancartas en rechazo al Fondo Monetario Internacional y exigiendo que el dinero que financia la deuda externa sea utilizado para aliviar a los sectores más vulnerables del territorio nacional.

“Nos vamos a quedar en Plaza de Mayo porque la situación es cada vez más grave. El 50% de la población está por debajo de la línea de pobreza, y los porcentajes de indigencia cada vez aumentan más. La inflación en los productos alimenticios está en 8%, acaban de cambiar de ministro de Economía y no ha cambiado nada”, declaró Nahuel Orellana, participante de la protesta.

Los ciudadanos piden además un bono de aproximadamente 148 dólares por persona para contrarrestar los efectos de la inflación y exigen una extensión de los programas laborales establecidos por el Estado para los ciudadanos en condición de pobreza.

“Los trabajadores dependientes vienen a los comedores populares a comer porque no alcanzan a llegar a fin de mes. Por eso debemos estar en las calles. Y si ellos (el gobierno) siguen con su plan, nosotros nos quedamos en las calles”, aseguró Vilma Ripoll, integrante del Movimiento Socialista de Trabajadores.

El pasado mes de marzo el Gobierno cerró un acuerdo con el FMI para reprogramar los aproximadamente 44.000 millones de dólares de deuda que contrajo el país del Cono Sur con el ente económico, por lo que los ciudadanos temen que en los próximos días sea aplicado el ajuste prometido al organismo internacional.

“El pueblo tiene que protestar unificado, tanto trabajadores ocupados como desempleados. No apoyamos esta receta del Fondo (FMI). No podemos seguir en la miseria. No podemos ir al colmado a comprar no hay abastecimiento de productos, como aceite, harina y azúcar. Entonces no es muy fácil en un país, que es como siempre digo, muy rico pero mal gobernado”, puntualizó Monica Sulle, una de las manifestantes.

Una inflación que no se detiene

Este mismo jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina informó que se alcanzó en este primer semestre del año la inflación que proyectada para todo el 2022, con un acumulado del 36,2% y de un 64% desde junio de 2021 a junio de este año.

Entre los sectores más afectados por la subida de precios están la vivienda, la salud, el agua, los alimentos, la electricidad y otros combustibles por el aumento de las tarifas en los servicios básicos, entre otros.

El informe del instituto plantea además que para mayo de 2022 la canasta básica para una familia de cuatro integrantes se acercó a los 813 dólares, a pesar de que el salario mínimo para la fecha era de 317 dólares, mientras que el desempleo alcanza actualmente el 7% y la pobreza abarca al 37% de la población.

De continuar el avance de la inflación al mismo ritmo, los expertos aseguran que para diciembre de este año la subida estará cerca del 80% y se convertiría en la más alta desde 1991, cuando los precios al consumidor aumentaron un 84%.

“La inflación y el déficit fiscal se financian con la impresión de papel moneda. Por más que frene en un determinado momento esa impresión, siempre hay un rezago”, expresó el economista Miguel Boggiano, quien aseguró además que Argentina encareció ampliamente el valor nominal de la moneda ante la emisión monetaria.

Además, la moneda atraviesa fuertes presiones, a pesar de la vigencia desde 2019 de un control de cambios que se ha venido endureciendo con el pasar del tiempo. Este jueves, el cambio oficial fue de 135 pesos por dólar, pero en el mercado negro se cotizó en 290 pesos por dólar.

La respuesta del Gobierno

Horas antes de conocerse el informe del INEC, la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, alegó que cuando el actual Gobierno asumió el poder, la inflación era de 50 puntos, problema con el que asegura están “lidiando y trabajando desde entonces, utilizando todas las herramientas posibles”.

Cerruti destacó además el trabajo que adelanta la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, en la aplicación de herramientas de control de mercado y acuerdos con supermercadistas.

“El Gobierno toma una cantidad de medidas que tienen que ver con la macroeconomía, con el ordenamiento de las expectativas y herramientas puntuales, como Precios Cuidados, si hubo remarcaciones por especulación, esperamos que no jueguen con la mesa de los argentinos”, puntualizó Batakis.

Sin embargo, diferentes sectores aseguran que las respuestas dadas por el Ejecutivo no son suficientes, por lo que las manifestaciones han venido en aumento desde el pasado miércoles, cuando el sector agrícola realizó un paro de 24 horas en la comercialización de granos y de hacienda, al tiempo que salieron a las principales rutas del país exigiendo alivios en la carga impositiva, mejor provisión de insumos y combustibles.

Argentina es considerado uno de los mayores productores de alimentos a nivel mundial y se estima que para este año las exportaciones agroindustriales alcancen la cifra récord de 41.000 millones de dólares, aproximadamente 3.000 más que el año pasado.

Con información de Reuters, AP, AFP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente