Argelia entra en la campaña andaluza: Feijóo y Sánchez intercambian reproches con el conflicto de fondo

·4 min de lectura
Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, en sus actos de campaña. (Photo: PP / GETTY)
Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, en sus actos de campaña. (Photo: PP / GETTY)

Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, en sus actos de campaña. (Photo: PP / GETTY)

Una semana para que se acabe la campaña electoral en Andalucía y se abran las urnas. Una semana para los comicios del 19 de junio que decidirán el futuro de una de las regiones más importantes del país y el tema del que se habla en campaña es... Argelia.

Porque el giro diplomático de España respecto al Sáhara y el apoyo a la vía marroquí en la excolonia española ha provocado una crisis diplomática y económica con Argel que en los últimos días ha vivido su punto más álgido.

Todo después de que el miércoles por la noche la Asociación de Bancos y Entidades Financieras de Argelia enviara una instrucción a sus bancos pidiendo congelar las domiciliaciones de las operaciones de comercio exterior de bienes o servicios dirigidos o procedentes de España, bloqueando el comercio con las empresas españolas.

Algo que hizo movilizarse al Gobierno y a su ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que se reunió el viernes con el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de la política comercial, Valdis Dombrovskis, logrando que Bruselas mostrase su “máxima preocupación” por la decisión argelina y advirtiera de que podría estar violando el acuerdo de asociación entre la UE y Argelia firmado en 2005.

Sánchez nos dijo que iba a arreglar los problemas con Marruecos y no solamente no ha arreglado los problemas con Marruecos sino que ha estropeado nuestra relación con ArgeliaAlberto Núñez Feijóo, presidente del PP.

Ante las posibles consecuencias de la decisión y tras la advertencia de la UE, Argelia reculaba y aseguraba que “la supuesta medida del Gobierno de Argel de frenar las transacciones corrientes con un socio europeo solo existe en la mente de quienes se han apresurado a estigmatizarla”.

Además, aseguraba que “en lo que se refiere a las entregas de gas a España, Argelia ya ha hecho saber por la voz más autorizada, la del presidente de la República, que seguirá cumpliendo todos los compromisos asumidos en este contexto y que corresponde a las empresas comerciales interesadas asumir todos sus compromisos contractuales”.

Un conflicto diplomático que se ha agravado en plena campaña de las elecciones andaluzas, donde han acudido a actos de su partido tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el líder de la oposición y presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

Y este asunto no ha quedado al margen de los discursos de ambos, ya que el expresidente gallego ha arremetido desde Córdoba contra el jefe del Ejecutivo, al que ha acusado de dar “un volantazo sin precedentes en la política exterior de España” que ha provocado “la mayor crisis diplomática con uno de los países estratégicos para España que es Argelia”.

“Sánchez nos dijo que iba a arreglar los problemas con Marruecos y no solamente no ha arreglado los problemas con Marruecos sino que ha estropeado nuestra relación con Argelia”, ha criticado.

Según Feijóo, esto ha puesto “en riesgo” un total de “2.000 millones de euros de exportaciones y 4.800 millones en el ámbito del suministro del gas”.

“Y ha tenido que venir la UE para arreglar nuestros destrozos”, ha lamentado el líder del PP.

Feijóo considera que los españoles van “a pagar los efectos de la mala gestión en política exterior” de Sánchez. “Si nosotros pagamos, tenemos derecho a reclamar a quien ha producido los daños”, ha agregado.

Mientras Feijóo intervenía, lo hacía también Sánchez, esta vez desde Málaga, donde ha lamentado la postura del PP respecto al conflicto y también a las críticas de los populares a España en Europa.

“Si un tercer país presiona a España y la Unión Europea apoya a España, ellos apoyan al tercer país que presiona a España”, ha dicho el líder del PSOE y presidente del Gobierno, que ha acusado al PP de decir “no a todo” y bloquear “cualquier tipo de avance social”.

Sánchez critica que el PP apoye a un país "que presiona a España" pese al apoyo de la UE

“Si la Unión Europea avala y aprueba el mecanismo de fijación del precio al gas en España, ellos no lo apoyan. Hablan mal de España, dentro y fuera”, ha afirmado.

En este sentido, Sánchez ha ironizado sobre el presente y el pasado del PP, asegurando que “para este viaje no hacían falta estas alforjas”. “No hacía falta que echaran a su líder”, ha dicho en referencia a Pablo Casado, “es el mismo PP de siempre”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente