Argelia elige a sus diputados tras una campaña sin sorpresas

Por Abdellah CHEBALLAH
La localidad argelina de Birtouta el 30 de abril de 2017

Unos 23 millones de argelinos comenzaron a votar este jueves para renovar el Parlamento en Argelia, donde se anticipa una fuerte abstención al término de una campaña sin brillo ni sorpresas.

Desde Argel, en el norte, a Tamanrasset, en el sur, las 50.000 mesas de votación diseminadas en el país más grande de África abrieron a las 07H00 GMT y permiten votar hasta las 18H00 GMT.

Los 12.000 candidatos en liza para ocupar los 462 escaños de la Asamblea Nacional Popular (cámara baja del Parlamento) conocerán su suerte el viernes a media jornada.

Unos 45.000 policías fueron desplegados para proteger los colegios electorales tras una campaña sin incidentes y que despertó escaso interés entre los argelinos, muchos de los cuales se interesaron más por las elecciones presidenciales en Francia, al otro lado del Mediterráneo.

"Cada vez nos prometen el oro y el moro, y al final no pasa nada", comenta Fatma Zohra, una viuda de 50 años que reside en Argel.

A causa de ese desinterés, la abstención corre el riesgo de ser importante, como ya ocurrió en elecciones legislativas anteriores. La tasa de participación apenas alcanzó 43,14% en 2012 y 35,65% en 2007, según cifras que algunos observadores consideraron infladas.

- Mujeres contra la abstención -

Para evitar la baja participación, el gobierno intentó motivar a los electores a través de la campaña 'Samaa sawtek' ('Haz oír tu voz', en árabe).

El presidente del país, Abdelaziz Buteflika, intervino mediante un mensaje leído en su nombre para exhortar a sus compatriotas a acudir a las urnas y contribuir a la "estabilidad del país".

Durante una gira maratoniana a través del país, el primer ministro, Abdelmalek Sellal, multiplicó los llamamientos a favor de una "votación masiva".

Llegó incluso a llamar a las mujeres a despertar temprano a sus maridos, a no servirles café y a "arrastrarlos" hasta las mesas electorales. "Si se resisten, péguenles con un palo", dijo el mandatario ante una audiencia exclusivamente femenina, durante una visita el 30 de abril en Setif, a 300 kilómetros al este de Argel.

Sellal también pidió a los argelinos tener "paciencia" frente a las dificultades causadas por la caída de los precios de los hidrocarburos, que representan el 60% del presupuesto nacional.

"Se acabó el dinero", resumió, después de que su gobierno se viera obligado a aumentar los impuestos y renunciar a numerosas inversiones.

- Pocos cambios a la vista -

Los comicios no deberían alterar la hegemonía de los dos miembros de la alianza presidencial en el poder: el Frente de Liberación Nacional (FLN), del presidente Buteflika, y su aliado la Agrupación Nacional Democrática (RND), del jefe de gabinete de la presidencia Ahmed Uyahia.

En 2012, el FLN se impuso consiguiendo 221 escaños, seguido por el RND con 70.

Hasta 1988 el FLN fue partido único en Argelia y, desde 1989, cuando se adoptó el multipartidismo, es la formación política mayoritaria en el Parlamento.

Entre las otras formaciones en liza figura la Agrupación para la Cultura y la Democracia (RDC, laico) que había boicoteado las legislativas de 2012. Regresa a la arena política para frenar a su rival, el Frente de las Fuerzas Socialistas (FFS, 27 escaños), en su feudo de Cabilia (noreste).

Los islamistas, vencidos en 2012 a pesar de la victoria de sus "hermanos" en Túnez, Marruecos y Egipto, son la principal fuerza de oposición, con 60 diputados dentro de la Asamblea saliente, y se presentan con dos coaliciones rivales.

Un nuevo partido islamista compite además por primera vez, Agrupación de la Esperanza de Argelia (TAJ), del exministro islamista Amar Ghul, simpatizante del presidente Buteflika.

Las legislativas fueron boicoteadas por otro nuevo partido, Vanguardia de las Libertades, del ex jefe de gobierno Ali Benflis, rival de Buteflika en la presidencial de 2014.

Desde que se instauró el multipartidismo, la oposición denuncia regularmente los fraudes en las elecciones.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines