Argelia se despide del expresidente Abdelaziz Bouteflika en una ceremonia sin muchos honores

·4 min de lectura

El exmandatario argelino Abdelaziz Bouteflika falleció el pasado viernes a los 84 años y luego de retirarse de la vida política del país tras las masivas movilizaciones prodemocráticas de 2019 en contra de su quinto mandato. Bouteflika fue enterrado este domingo en la plaza de los mártires del cementerio El Alia de Argel, reservada a los héroes de la guerra de independencia.

Un funeral de Estado, pero sin honores. El expresidente de Argelia Abdelaziz Bouteflika fue enterrado este domingo en la Plaza de los Mártires en un acto fúnebre al que asistieron altos cargos de la política argelina, pero que no contó con la repercusión social con la que fueron despedidos sus predecesores.

El octagenario Bouteflika y polémico hombre fuerte del país durante dos décadas, falleció el pasado viernes lejos de la política del país, después de renunciar al cargo en 2019 tras las masivas movilizaciones antigubernamentales que se sucedieron durante meses.

Las protestas conocidas bajo el lema de la revolución del Hirak sacaron a las calles a miles de argelinos a manifestarse contra la corrupción, el autoritarismo de Bouteflika –estancado en el poder durante 20 años– la crisis económica y para exigir mejoras democráticas.

Este domingo, féretro con los restos del expresidente fueron trasladados en un carruaje de combate blindado cubierto con la bandera nacional y flores hasta el cementerio El Alia de Argel, donde están enterrados los cinco anteriores presidentes de Argelia, junto con célebres figuras de la Guerra de la Independencia de Francia, que se libró entre 1954 a 1962.

Un funeral para Abdelaziz Bouteflika sin tantos honores

Por su parte, el actual líder del país, Abdelmadjid Tebboun, que acompañó a los familiares del difunto en el funeral, decretó tres días de duelo nacional para honrar al mandatario más longevo de Argelia. Si bien Bouteflika terminó sus días en el poder envuelto en polémica por su deriva autoritaria y la fuerte respuesta contra las manifestaciones en su contra, muchos todavía lo consideraban como un héroe de la patria y uno de los padres de la independencia del país.

Unos 200 seguidores de Bouteflika asistieron a las inmediaciones para mostrar sus respetos y rezar plegarias en su honor. "Fue un héroe, un hombre orgulloso, una de las mayores figuras de Argelia, quien lo reniega sólo puede ser un ignorante, luchó y trabajó hasta su último aliento", dijo un profesor jubilado.

"Se le considera nuestro segundo padre, para todos los argelinos, en 1999 hubo masacres, se derramó mucha sangre, pero él dedicó su vida a traer la paz y la seguridad a Argelia", señaló otro doliente.

Si bien estos actos suelen conllevar una exposición de los restos antes de ser enterrados, esta fue cancelada y simplemente se rezaron oraciones previas al traslado al cementerio. Algunos apuntan a que el funeral no contó con todos los honores tradicionales por el miedo de las élites políticas de nuevas protestas y dado que la imagen del expresidente estaba empañada por su baja popularidad –también entre los miembros de la política argelina– tras la revolución del Hirak en 2019.

"Hay una enorme cantidad de odio en torno a la figura de Bouteflika"

"Francamente, tengo mejores cosas que hacer que interesarme por el funeral de un presidente que ha dejado el país en un estado lamentable. Prefiero cuidar de mis pájaros", declaró a la agencia AFP Abderrahmane Farès, jubilado ministro de Economía.

Para muchos ciudadanos, la muerte de Bouteflika no es un lamento y su figura cuenta con múltiples detractores de sus políticas dentro del país. "Hay una enorme cantidad de odio en torno a la figura de Bouteflika en las redes sociales”, apuntó a AFP Isabelle Werenfels, investigadora especializada en el Magreb.

La ceremonia, a diferencia de ocasiones anteriores, no fue retransmitida en directo para la nación y solo los periodistas de los medios de comunicación estatales tuvieron acceso al interior del cementerio.

Algunos jefes de Gobierno extranjeros mandaron mensajes de condolencias para la familia de Bouteflika, entre ellos el presidente francés, Emmanuel Macron, que describió a su homólogo como una "figura importante" en la Argelia contemporánea. También, pese a a la enemistad entre ambos países y las más recientes tensiones, el rey de Marruecos, Mohamed VI, fue uno de los primeros líderes en enviar sus condolencias.

Con AFP y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente