Argelia desbloquea las operaciones bancarias con España

·4 min de lectura
El puerto de Argel, en una imagen de archivo. (Photo: ZOHRA BENSEMRA via REUTERS)
El puerto de Argel, en una imagen de archivo. (Photo: ZOHRA BENSEMRA via REUTERS)

El puerto de Argel, en una imagen de archivo. (Photo: ZOHRA BENSEMRA via REUTERS)

Marcha atrás. Las relaciones comerciales entre Argelia y España vuelven a un escenario de normalidad financiera. Así lo ha adelantado a última hora de este jueves el diario El País. El desbloqueo de las operaciones bancarias se produce más de 50 días después de que Argel suspendiera el tratado de amistad y cooperación por el cambio de política del Ejecutivo con respecto al Sáhara y anunciara la congelación de todas las transacciones con los bancos españoles.

En una circular de la patronal bancaria argelina (ABEF), fechada este jueves y recogida por el mismo medio, indica que “las medidas cautelares mencionadas anteriormente ya no proceden”, quedando de esta manera sin efecto la prohibición de las operaciones bancarias con España.

“Tengo el honor de informarles de que, tras la evaluación del sistema descrito en esta carta y en consulta con los agentes del comercio exterior afectados, las medidas de precaución (en relación a España) mencionadas ya no son necesarias”, detalla el comunicado de la patronal argelina.

El desbloqueo de las operaciones bancarias entre Argelia y España permitirá retomar las relaciones comerciales entre ambos países tras la mediación de la Unión Europea, que avisó a Argel de estar preparada para “hacer frente a cualquier tipo de medida coercitiva” que tomase contra uno de sus Estados miembro.

Hace cinco días, la propia ABEF había mostrado ya cierta flexibilidad al apuntar que las transacciones acordadas antes de la suspensión del tratado podrían retomarse con normalidad.

Abdelmadjid Tebboune, presidente de Argelia. (Photo: Marco Cantile via Getty Images)
Abdelmadjid Tebboune, presidente de Argelia. (Photo: Marco Cantile via Getty Images)

Abdelmadjid Tebboune, presidente de Argelia. (Photo: Marco Cantile via Getty Images)

Una crisis de casi dos meses

Argelia anunció el 8 de junio la suspensión del Tratado de Amistad con España en un paso más en su reacción a la decisión del Gobierno de apoyar el plan de autonomía marroquí para el Sáhara.

Inicialmente, Argelia procedió el 19 de marzo a llamar a consultas a su embajador en Madrid y posteriormente amenazó con subir los precios de gas natural que exporta e España, si bien las autoridades argelinas siempre han dicho que cumplirán con el suministro.

El mismo día que se conoció la suspensión del Tratado de Amistad, de 2002, también se hizo pública al filo de la medianoche una circular de la ABEF en la que anunciaban la congelación de las domiciliaciones bancarias para operaciones de comercio exterior con España.

El Gobierno acudió entonces a Bruselas, toda vez que el comercio exterior es competencia europea, con la premisa de que Argelia podría haber incumplido el Acuerdo de Asociación con la UE, y la Comisión Europea advirtió de que podría actuar llegado el caso. A su vez, el Ejecutivo argelino criticó a España por querer resolver en Bruselas una cuestión que considera bilateral y dio a entender que la orden de suspender las operaciones comerciales no se había producido.

Es más, días más tarde el presidente argelino, Abdelmayid Tebune, procedió a cesar al ministro de Finanzas, Abdelarramán Raouya, responsable último de la orden de congelación bancaria, si bien no aclaró si este era el motivo.

Qué dice el Tratado de Amistad

El Gobierno de Argel inició la crisis bilateral con la ruptura del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, firmado el 8 de octubre de 2002 y que aún no se ha conocido que se vaya a retomar.

Justo hace 20 años, los ejecutivos de Abdelaziz Buteflika y de José María Aznar firmaron este tratado para oficializar una cercanía concretada en la cooperación humanitaria, económica y el suministro de energías, como el gas, concretada en que la nación africana ha sido el principal aportador de gas a nuestro país en la época reciente.

El texto dejaba por escrito que ambos estados se comprometían a “impulsar y reforzar” la cooperación económica y financiera mediante “un impulso de las inversiones recíprocas”. También daba una especial cobertura en el campo de las infraestructuras, “particularmente en los campos de la energía, obras públicas y viviendas, transportes y comunicaciones, pesca marítima, protección del medio ambiente y gestión de recursos naturales.

Contenido del Tratado de amistad, buena vecindad y cooperación entre el Reino de España y la República Arge... by El HuffPost on Scribd

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente