Argüello, arzobispo de Valladolid, deja sus cargos en Conferencia Episcopal

·3 min de lectura

Valladolid, 17 jun (EFE).- El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, ha anunciado que el próximo noviembre dejará sus cargos de portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal (CE) tras haber sido nombrado este viernes arzobispo de Valladolid por el papa Francisco.

"Una archidiócesis como la de Valladolid pide una dedicación exclusiva", ha afirmado Luis Javier Argüello (Meneses de Campos, Palencia, 1953) delante del cardenal Ricardo Blázquez que, a sus 80 años, continuará como administrador apostólico de la misma hasta la toma de posesión de su sucesor y pasar a ser emérito.

Argüello, sucesivamente vicario general, obispo auxiliar y arzobispo titular a partir del 30 de julio, dejará la secretaría general y la portavocía de la Conferencia Episcopal durante la asamblea plenaria prevista el próximo noviembre, un año antes de los cinco previstos durante el vigente mandato (2018-2023).

Hasta entonces, reducirá progresivamente su presencia en el órgano rector de la Iglesia en España, ha explicado durante su comparecencia ante los medios de información.

Entre los desafíos de su nuevo ministerio se ha referido a la familia, como entorno y sustrato necesario para la germinación de vocaciones religiosas, y a una mayor presencia de los laicos cristianos en todos los estratos de la sociedad, con el fin de defender los valores y señas de identidad de la Iglesia.

"Tenemos que ser conscientes de que la familia es clave para suscitar las vocaciones que necesita la Iglesia", por lo que "hace falta cultivar el matrimonio cristiano", ha reflexionado antes de apostar también por las vocaciones laicas "para luchar por la vida, comprometerse con los inmigrantes y pelear por la justicia social y el bien común", ha argumentado.

Con el lema de 'Veni lumen cordium' (del latín, 'ven, luz del corazón'), el nuevo obispo se ha puesto al servicio de los necesitados.

Argüello (Meneses de Campos, Palencia, 1953) estudio Derecho en la Universidad de Valladolid y fue ordenado sacerdote en septiembre de 1986, año en que fue destinado como formador al Seminario Mayor de Valladolid, del que fue rector.

Fue el primer presidente del movimiento Justicia y Paz en Valladolid y vicario episcopal de la ciudad.

Dos años después de ser ungido obispo auxiliar de Valladolid, fue elegido secretario general de la Conferencia Episcopal, en noviembre de 2018. Según lo previsto en los estatutos de la CEE, su mandato era de cinco años, por lo que no expiraba hasta noviembre de 2023.

Llegó con fama de dialogante y cercano desde Valladolid, donde en los años de la transición no era raro verlo figurar en asambleas, manifestaciones o reivindicaciones de mejoras laborales de los trabajadores.

La polémica salpicó su primera rueda de prensa como portavoz tras la celebración de la Asamblea Plenaria de los obispos, cuando, preguntado por un documento del papa Francisco que prohibía la admisión en los seminarios a personas homosexuales, defendió que los candidatos al sacerdocio fueran "enteramente varones, por lo tanto heterosexuales".

Pero no ha sido protagonista de grandes controversias y su mandato ha estado caracterizado por la búsqueda de consensos con el Gobierno, a pesar de los grandes desacuerdos en asuntos como la legislación educativa o el aborto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente