Arena Martínez saca el arte a la calle sobre prendas alegres y optimistas

·3 min de lectura

Madrid, 30 may (EFE).- La joven emprendedora Arena Martínez fusiona arte, diseño y costura para crear un nuevo concepto de moda con diseños cuajados de energía, una apuesta valiente con la que quiere dar mayor visibilidad a la obra de artistas y "descolgar la pintura de las paredes de los museos".

"Mi idea es sacar el arte a la calle", asegura a Efe Arena Martínez que a sus 27 años trabaja para que la obra de artistas jóvenes sea más accesible, además de descolgar la pintura de museos y galerías y "conducir el arte a otra dimensión".

Tras vivir en Suiza, Londres y Dubai y recorrer cientos de ferias de arte, Arena Martínez ha creado un nuevo concepto de moda en el que convive la pintura, la costura y el diseño, una moda dirigida a personas que se interesen por prendas especiales.

"Mujeres contemporáneas, cosmopolitas, que les gusta viajar y los lujos de la vida desde punto de vista cultureta", añade esta joven madrileña, que fundó en 2017 su marca homónima.

Hija del artista Papartus, esta joven ha crecido rodeada de arte. Lienzos y pinceles han formado parte de sus juguetes. "En el estudio de mi padre pasaba horas pintando y jugando", recuerda.

La moda le encanta desde niña, sus primeros prendas nacieron en el taller de su padre, "pintaba y al mismo tiempo hacia ropa y zapatos", añade Martínez quien no se ha formado en arte: "Lo que sé lo he mamado en casa y viendo obras y obras".

Estudió negocios internacionales en Londres y cursó un máster de diseño en la Universidad Saint Martins. Después se trasladó a los Emiratos Árabes para trabajar en la feria de arte de Dubai donde ideó el negocio.

Su primera prenda fue un kimono, "prenda perfecta por su dimensiones para plasmar la obra del artista", cuenta la diseñadora, que añade que mucha gente pensaba que se había inspirado en la cultura japonesa.

Sin embargo, su fuente de inspiración se encontraba en las "abayas", prenda islámica a la que le ha otorgado un toque especial, abriéndolo en el centro.

Con carácter, estilo propio y ajena a las tendencias, Martínez plasma la pintura de artistas en sus prendas siguiendo su gusto e intuición.

Meticulosa, sigue un protocolo en su trabajo. Primero elige al artista, luego observa la obra y después estudia cómo llevarlo al tejido.

"Establezco una especia de diálogo entre la pintura y la moda", una práctica que en estos tres últimos años ha evolucionado. En ocasiones traslado la obra completa y otras veces prefiere llevar solo un fragmento, "todo en función de lo que el artista me deje manipular su obra".

Le gustaría trabajar con David Shrigley. "Me encanta su escritura con humor, sería una colaboración interesante", añade Martínez, a quien también le haría ilusión trabajar con la paleta cromática de Peter Halley, uno de sus artistas favoritos.

En cinco años quiere convertirse "en un referente en mezclar moda y arte", hasta ahora, además de colaborar con Papartus, ha trabajado con artistas como, Marina Vargas, Juan Sotomayor, Mister Piro, Alberto Corazón, Miki Leal, Cristina Lamas, Jorge Galindo, Carlos Cartaxo o Matías Sánchez, entre otros.

Ha hecho varios desfiles, pero por ahora no se ve en una pasarela blanca: "Me gustaría hacerlos en espacios con detalles, que hablen de mi universo".

También ha participado en ferias de Artes y cuenta con Arena Martínez Project"”, un proyecto artístico independiente a la marca, con el que quiere dar voz a artistas noveles.

Carmen Martín

(c) Agencia EFE