El archipiélago de Socotra, un paraíso perdido en Yemen que espera a los turistas

·2 min de lectura

Montañas exuberantes hasta donde alcanza la vista, una flora y una fauna únicas, un mar turquesa repleto de delfines... el archipiélago yemení de Socotra parece un paraíso alejado de todo, que, según esperan las autoridades, hará soñar a la gente en medio de la pandemia de covid-19.

Situadas en el océano Índico, frente a la costa meridional de Yemen, estas cuatro islas y dos islotes rocosos, con 50.000 habitantes -en su mayoría pescadores-, se han mantenido relativamente intactas en el conflicto que asola desde hace casi siete años a este país de la península arábiga.

Recientemente se han multiplicado los anuncios de viajes a Socotra, sobre todo desde los Emiratos Árabes Unidos, un aliado del gobierno yemeni y que mantiene el control del archipiélago.

"Afortunadamente, Socotra nunca se vio afectado por la dinámica de la guerra", asegura Welcome To Socotra, una agencia de viajes local, que pregona la ausencia de tensiones y combates en el archipiélago, y ofrece varios pequeños hoteles para alojar a los turistas.

Los vuelos a Socotra, que se habían interrumpido sobre todo a causa del covid-19, se han reanudado. "Son vuelos chárter, utilizan aviones de Air Arabia", una compañía con sede en Sharjah (Emiratos Árabes Unidos). "Sólo hay un vuelo semanal desde Abu Dabi (la capital de Emiratos) a Socotra, todos los lunes", explica Welcome To Socotra, que afirma recibir "cientos" de solicitudes.

Yemen lleva varios años intentando desarrollar el archipiélago, que quiere transformar en un destino turístico para un público sensible a las cuestiones medioambientales.

Situado a menos de 250 kilómetros del Cuerno de África y a 1.000 kilómetros de Adén, la capital del sur de Yemen, Socotra está incluido en la lista del Patrimonio Mundial por su "excepcional diversidad vegetal", entre ellos la variedad de árboles conocida como "dragos".

Según la UNESCO, 90% de los reptiles y 95% de las especies de caracoles terrestres no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Las islas también albergan decenas de especies de aves y cientos de peces y arrecifes de coral.

"Por ser una de las islas más biodiversas y distintas del mundo, Socotra ha sido llamada las 'Galápagos del Océano Índico'", escribe la organisación de la ONU en su página web.

vid-mk-aem/mdz/vl/abx/mab/mb