Arce posesiona al mando militar de Bolivia y pide subordinación y disciplina

·2 min de lectura

La Paz, 4 oct (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, tomó juramento este lunes a tres miembros del nuevo Alto Mando Militar del país y les pidió mantener la subordinación y la disciplina para mantener el "honor" de esa institución.

En un acto en la Casa Grande del Pueblo en La Paz, el mandatario boliviano junto a la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, y el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, se realizó la posesión de tres jefes militares.

Se trata del general de división Augusto García como el nuevo comandante en jefe accidental de las Fuerzas Armadas, el general de Brigada Aérea Teófilo Medina como jefe del Estado Mayor accidental y al capitán de Navío Francis Enfraín Frank Salazar es el nuevo comandante accidental de la Armada de Bolivia.

Los tres oficiales realizaron su juramento frente a Arce, quien les pidió en su discurso que esta institución se apegue a los valores como la "subordinación y disciplina".

"Cuando existe subordinación y disciplina en las Fuerzas Armadas, la estabilidad del Gobierno legítimamente constituido está garantizada, pero cuando falta (...) en el Estado y la sociedad pueden reinar el caos y la incertidumbre", expresó Arce.

De la misma forma señaló que los militares que participaron en el que considera un "golpe de Estado" en 2019 traicionaron la principal enseñanza de esa institución castrense que es "el honor".

Además pidió a la Justicia del país que actúe con celeridad para que se sancionen a los "malos militares al servicio de autoridades ilegítimas" que reprimieron al pueblo.

Arce dio dos recomendaciones al nuevo Mando Militar, la primera que no "descuiden" sus deberes y disciplina ni en momentos de esparcimiento.

La segunda fue que si algún militar es convocado a declarar por los hechos de 2019 "por un principio moral, por el honor castrense debe allanarse como cualquier ciudadano común y corriente para defenderse" "sin hacer valen ningún cargo o nombramiento".

Bolivia vivió una crisis política y social en 2019 luego de las elecciones que posteriormente fueron anuladas que el Gobierno boliviano considera que fue un "golpe de Estado" en contra del entonces presidente Evo Morales.

En tanto, el nuevo comandante de las Fuerzas Armadas señaló en su discurso que trabajarán para garantizar la "soberanía nacional" y la "estabilidad del Gobierno" además de fortalecer la disciplina.

También García manifestó su compromiso con la "colaboración" de las Fuerzas Armadas para que se haga justicia por los hechos de 2019.

"Las Fuerzas Armadas colaborará con la Justicia de acuerdo a nuestras leyes, reglamentos y normas, ya que estas acciones quebrantaron la Constitución y la ley orgánica de las Fuerzas Armadas", sostuvo García.

Asimismo se comprometió con apoyar las labores de la lucha contra el narcotráfico y el contrabando que afecta "negativamente a la economía" del país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente