Arce oficializa alza salarial entre criticas a empresarios en Día del Trabajo

·3 min de lectura

La Paz/Oruro (Bolivia), 1 may (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, oficializó este domingo los incrementos del 3 % al sueldo básico o de contratación y del 4 % al salario mínimo pactados entre el Gobierno y los sindicatos para este año y lanzó criticas a sectores empresariales que "no entienden" que el "valor agregado" son los trabajadores.

El mandatario presentó esta norma y otros tres decretos con algunos beneficios para los trabajadores y sindicalistas en un acto oficial en la ciudad andina de Oruro que fue precedido por una marcha convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) con motivo del Día Internacional del Trabajo.

En el evento, Arce destacó las medidas que tomó su Gobierno para "revertir" la recesión y el desempleo que golpearon al país en 2020, como un recorte del gasto público "en más del 33 %".

"Tuvimos resultados positivos, la economía reaccionó como queríamos y hoy ratificamos el decreto del incremento salarial del 3 % al haber básico y 4 % al salario mínimo nacional", manifestó el gobernante.

Con el porcentaje dispuesto, el salario mínimo pagado pasará del equivalente a 311 a 323 dólares, mientras que el salario básico o de contratación varía en el sector público o privado, según el grupo ocupacional o el acuerdo entre empleador y empleado.

Los incrementos alcanzarán al sector privado y a las empresas públicas, pero no así a los ministerios ni otras dependencias estatales donde se resolvió "congelar" los salarios, aseguró el mandatario.

CRÍTICAS Y JUSTIFICACIONES

Arce, que fue ministro de Economía de Evo Morales, también sostuvo que se ha retomado una política salarial que busca "reponer el desgaste del poder adquisitivo del salario" y "dar un incremento en términos reales".

"Esta política salarial siempre ha sido rechazada por los sectores reaccionarios del país, por los sectores empresariales reaccionarios que no entienden que quien genera la riqueza y el valor agregado son los propios trabajadores", manifestó.

El mandatario aludió de esta forma a las quejas y advertencias lanzadas por diversos gremios de empresarios privados tras el anuncio del acuerdo entre la COB y el Gobierno para los aumentos salariales de este año.

También pidió "unidad" a los obreros para "combatir al sistema capitalista y al imperialismo".

A su turno, el máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Huarachi, aliado político del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), sostuvo que "el Gobierno no es nuestro enemigo, el enemigo es la derecha fascista, la derecha golpista".

"Hoy la COB juega un nuevo rol político, sindical y orgánico al lado de su Gobierno porque es un Gobierno nuestro, un Gobierno del pueblo", justificó Huarachi y ratificó el compromiso de las organizaciones sociales para garantizar "la estabilidad política, económica y social del país".

Arce, Huarachi y el vicepresidente del país, David Choquehuanca, lideraron la marcha en Oruro, en la que participaron sindicatos afines al oficialismo, empleados estatales y militantes del MAS.

También hubo marchas en otras ciudades como La Paz, donde el máximo líder de la Central Obrera Departamental, Félix Nina, destacó en declaraciones a Efe que se movilizaban para conmemorar la "lucha" histórica de los trabajadores por sus reivindicaciones laborales.

Por su parte, el profesor José Luis Álvarez, un antiguo dirigente del magisterio boliviano, manifestó que el Primero de Mayo "es una jornada de protesta y de ratificación de nuestra total independencia política" como trabajadores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente