Aragonès responde a Lesmes y acusa a la cúpula judicial de ser "alérgica a la democracia"

·2 min de lectura
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha afirmado este jueves que las críticas del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, a la desjudicialización de la democracia “demuestran que la cúpula judicial está copada por sectores ultraconservadores que cargan contra el dialogo” y de ser “alérgica a la democracia”.

En su discurso en la apertura del año judicial de este miércoles, Lesmes advirtió que esa “desjudicialización” puede acabar con el principio de igualdad ante la ley y conllevar “el triunfo de la indisimulada pretensión de impunidad de determinadas categorías de sujetos frente al resto de los ciudadanos por el simple hecho de su capacidad de influencia política”.

“Se habla sin rubor alguno de la necesidad de huir de los jueces que garantizan la aplicación de la ley como fórmula de solución pacífica y ordenada de las controversias, como si fueran éstos los que hubieran provocado los conflictos con sus actuaciones en defensa de la legalidad”, defendió.

Aragonès ha respondido este jueves, criticando que la cúpula judicial va también “contra un proceso de diálogo y negociación que es el que llevan a cabo las democracias maduras ante conflictos políticos como los que tenemos en Cataluña”.

Para el presidente catalán, estas declaraciones les espolean “a seguir en esta línea y a no abandonar precisamente esta apuesta por forzar al Estado a una negociación para la amnistía y para la autodeterminación”.

Ha acusado a la cúpula del poder judicial de ser “alérgica a la democracia” y ha sostenido que “a cada resistencia, a cada crítica, a cada dificultad que se haga desde los sectores ultraconservadores del Estado español, nosotros nos reafirmamos en esta apuesta”.

En esta línea ha añadido que “quien debe repensar las cosas no somos los representantes escogidos democráticamente sino la cúpula judicial”.

Al ser preguntado por los periodistas sobre la posible dimisión de Lesmes, Aragonès ha defendido que “lo debería haber dejado (el cargo) hace tiempo”, porque “está caducado con una anomalía judicial que denuncia incluso la misma Comisión Europea”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR